¿Logrará lo que no ha conseguido Firefox?

BQ reta al duopolio Apple-Google: lanza el primer móvil con Ubuntu

Adán Muñoz, director técnico de producto de BQ.
Adán Muñoz, director técnico de producto de BQ.

La compañía española BQ podrá presumir de haber sido el primer fabricante de smartphone del mundo que lance al mercado un móvil inteligente que salga de fábrica con el sistema operativo Ubuntu. El Aquaris E4.5 Ubuntu Edition saldrá a la calle esta misma semana a un precio de 169,90 euros, y muestra la voluntad de esta empresa por impulsar una nueva alternativa frente al duopolio de Google y Apple que domina la industria móvil con sus plataformas Android e iOS. “Es importante ofrecer al usuario todas las alternativas posibles, y nosotros creemos en el software abierto”, dice a CincoDías el director técnico de BQ, Adán Muñoz.

Ubuntu es un sistema operativo para ordenadores alternativo a Windows y Mac. En ese entorno, ya cuenta con una comunidad fuerte de seguidores (en Facebook, por ejemplo, más de un millón), pero ahora, Canonical, la compañía británica que lo diseñó, quiere llevar la plataforma a los dispositivos móviles. Aunque ya era posible descargarse Ubuntu Phone en terminales Nexus de Google, BQ será la primera en comercializar un smartphone con Ubuntu de serie en Europa y EEUU, porque en Asia será la china Meizu quien venda su propio modelo con este sistema operativo.

“El lanzamiento es un punto de inflexión. Por la experiencia de usuario que ofrece, totalmente nueva, y por la oportunidad de diferenciación que representa para los fabricantes y operadoras, supone un cambio en el panorama de los sistemas operativos”, defiende Jane Silber, consejero delegado de Canonical. En este sentido, Muñoz insiste en que Ubuntu ofrece una forma diferente de interactuar con el dispositivo: “Sitúa el contenido como centro de la experiencia”.

El nuevo terminal de BQ permite al usuario acceder al contenido desde la pantalla de inicio a través de unas ventanas llamadas scopes “que funcionan como un agregador de información que leen de distintas fuentes como webs, redes sociales y contenidos locales, evitando la fragmentación de los contenidos y servicios dentro de diversas aplicaciones. “Crear nuevos scopes es muy intuitivo gracias a herramientas que hacen que el coste de desarrollo y mantenimiento sea más bajo que el de las aplicaciones tradicionales, y ello cambiará la dinámica de los ecosistemas”, dicen desde Canonical.

Alibaba invierte 521 millones en Meizu

El gigante chino del comercio electrónico Alibaba informó ayer en un comunicado que va a comprar una participación minoritaria en el fabricante local de teléfonos inteligentes Meizu Technology por 590 millones de dólares (521 millones de euros). Alibaba, que desembarca así en el negocio de los smartphones, no reveló cuál será su participación exacta en la empresa. La operación ayudará a Alibaba a impulsar su sistema operativo móvil a través de los equipos de Meizu, otorgándole al fabricante de teléfonos acceso a los canales de venta de Alibaba y otros recursos.

Muñoz admite que es difícil predecir qué recorrido tendrán los smartphones con Ubuntu, pero asegura que no le cabe duda que tienen hueco en el mercado. “Canonical va a apostar fuerte por la convergencia entre ordenador y móvil y eso ayudará”. Además, el smartphone de BQ con Ubuntu es dual SIM y completamente libre para que los usuarios puedan usarlo con su actual operadora, sea cual sea. Telecos como Amena en España, Giffgaff en Reino Unido y Portugal Telecom ofrecen sus ofertas de telefonía y tarjetas SIM durante el proceso de compra para los usuarios de estos países.

Para el analista español Jaime García Cantero hay razones por las que los móviles con Ubuntu podrían tener más recorrido que los que llevan Firefox. “El terminal con Ubuntu tendrá sin duda el respaldo de los operadores empeñados en buscar opciones para competir con Apple y Google y reducir así la fuerza negociadora de estos, pero no será tan obvio como ha ocurrido con Firefox, que pese a tener el apoyo de grandes telecos como Telefónica, no ha sido suficiente. Esto puede ser bueno, porque es sabido que este tipo de lazos empresariales no son bien recibidos en la comunidad opensource”. Además, “Ubuntu y su experiencia de usuario (muy diferencial en PC y que parece estará muy conseguida en el móvil de BQ) podría acercar este terminal a un público más masivo y no restringirse al usuario habitual de distribuciones Linux”.

En cuanto al hardware, el Aquaris E4.5 Ubuntu Edicion cuenta con una pantalla de 4,5 pulgadas, una cámara frontal de 5 megapíxeles y una trasera de 8 Mpx con autofocus y dual flash que graba vídeo en Full HD. El equipo lleva un procesador MediaTek Quad Core Cortex A7 hasta 1,3 GHz, 8 GB de memoria interna y 1 GB de RAM. Como explica Muñoz, a diferencia del Aquaris E4.5 con Android, este móvil no lleva botones capacitivos. "No los necesita porque aquí todo se hace a través de diferentes gestos para que la experiencia sea mejor".

BQ destaca igualmente que, además de vender el smartphone con Ubuntu, la compañía dará soporte a los usuarios. "Hemos formado a toda nuestra gente para que pueda atenderles correctamente".

Respecto al mercado potencial, García Cantero asegura que los dispositivos Ubuntu "irán claramente a la gama de entrada (media/baja) en la que la competencia en precio es brutal". El terminal de BQ sale a un precio muy similar a su equivalente en Android, "con lo que la diferenciación debería venir de la experiencia de usuario, que ha sido tradicionalmente el punto fuerte de Ubuntu frente a otras distribuciones de Linux".

Normas