Anuncia un acuerdo con su plantilla por 7,5 millones de euros
Un trabajador de Coca-Cola despedido en una manifestación.
Un trabajador de Coca-Cola despedido en una manifestación.

Coca-Cola cede frente a los trabajadores el pago de los salarios

Los trabajadores llevan sin ingresos desde octubre

Los representantes de Fuenlabrada niegan que se haya producido dicho acuerdo

Nueva divergencia de visiones entre empresa y sindicatos en el caso de las embotelladoras de Coca-Cola. Mientras Coca-Cola Iberian Partners afirma este viernes que ha llegado a un acuerdo con los trabajadores para el pago de los salarios que tiene pendientes con los despedidos, los representantes de CC OO en Fuenlabrada afirman que dicho acuerdo se encuentra lejos de producirse.

La compañía defiende que se ha llegado este viernes a un pacto en la Audiencia Nacional en una reunión entre las partes a petición del presidente de la sala. Por su lado, Juan Carlos Asenjo, representante de los trabajadores en Fuenlabrada, confirma que la reunión se ha producido pero que el acuerdo está lejos de alcanzarse. Según Asenjo, la propuesta esta todavía en un "40% o 50%" de los salarios que corresponden. "En algunos casos proponen 900 euros al menos mientras nuestra nómina está en 1.800-2.000 euros", afirma.

El anuncio ha pillado por sorpresa también a José Vicente Canet, secretario de acción sindical de FEAGRA-CCOO, quien confirma que la reunión se ha producido pero que desconocía que se hubiese alcanzado un acuerdo. Según él, la propuesta de la compañía no cumplía con lo correspondiente "en algunos casos".

Según lo que informan fuentes de la empresa, el acuerdo es "total" y según lo que ya había propuesto la compañía. Aquella propuesta ascendía a 7,5 millones de euros por el conjunto de los salarios de tramitación. Al considerar la Audiencia Nacional que el personal despedido por el ERE, declarado nulo en julio, no podía ser forzado a desplazarse, la mayoría de estos recibirán un salario sin prestación de servicio.

Además, el acuerdo conllevaría la cesión por parte de la compañía, que no obligaría a los trabajadores a devolver las indemnizaciones por despido, "hasta el fallo del Tribunal Supremo", según las mismas fuentes. El Alto Tribunal tiene que dirimir sobre la sentencia de nulidad de los despidos que fue emitida por la Audiencia Nacional. El acuerdo será emitido por la Audiencia la semana que viene.

Los trabajadores llevan sin ingresos desde que finales de octubre ya que tras la ejecución de la sentencia de la Audiencia perdieron el derecho a cobro del subsidio de desempleo.

El acuerdo, que no aborda el tema de la reapertura de las fábricas cerradas, afecta a aquellos trabajadores que, una vez declarado nulo el ERE, pidieron a la Audiencia que se ejecutase la sentencia. En noviembre, el tribunal obligó a la empresa a la readmisión de los trabajadores despedidos. Iberian Partners optó por reincorporar a los trabajadores en otras plantas, afirmando que si no se hiciese efectiva la reincorporación, se les retiraría el derecho al cobro de los salarios, extremo que fue finalmente descartado por la Audiencia Nacional.