Los porqués de la caída mundial de McDonalds

Las mayores pérdidas de la multinacional fueron registradas en EEUU

Los porqués de la caída mundial de McDonalds
REUTERS

La franquicia McDonalds está atravesando un momento delicado. A pesar del liderazgo mundial en la categoría de sus restaurantes, desde que la firma destituyese a Don Thompson como director general de la compañía se están produciendo notables caídas en sus ventas.

El hecho fue significativo solamente si consideramos las consecuencias que dicho anuncio generó en las acciones de la compañía, considerada la franquicia de restaurantes más grande del mundo, las cuales pasaron de un valor de 1,40 dólares por acción en enero de 2014 a los actuales 1,13 dólares que registra en 2015. Una noticia que es relevante para inversores y accionistas, sobre todo a tener en cuenta del potencial que como franquicia McDonalds tiene.

Sin embargo, la crisis de la cadena no llegó hasta meses después, cuando a finales de 2014 se confirmó que las ventas en Estados Unidos habían descendido casi cinco puntos y un 2,2% a nivel mundial.

Causas de la crisis

De este modo, son varios los analistas que han insistido en que las causas de la bajada de las ventas en territorio estadounidense se deben a varios motivos. En primer lugar a los clientes, ya que si bien los millennials crecieron con el Happy Meal, a día de hoy no se sienten identificados con este tipo de restaurantes y han dejado de acudir a franquicias como esta.

En segundo lugar llama la atención la presencia de una mayor y mejor competencia. De hecho, McDonalds ha visto crecer a su alrededor a numerosos restaurantes de comida rápida con propuestas muy interesantes. Lo mismo ha sucedo con aquellas propuestas de comidas similares, procedentes de supermercados.

Como tercer indicador causante del deterioro de esta forma destaca su mala fama. Y es que durante décadas la cadena ha tenido que soportar campañas en contra sobre la calidad de sus productos, considerados poco saludables.

Finalmente, otra de las características de la evolución de la cadena de restaurantes más famosa del mundo es han sido las malas decisiones tomadas durante años. De hecho, los planes puestos en marcha para frenar las ventas, como eliminación de productos, modificación de menús y precios no han servido para lograr su propósito.