Afecta a 132 empleados del grupo

Sindicatos y Evo Banco pactan un ERE del 12% de la plantilla

Al final los sindicatos y el fondo estadounidense Apollo, dueño del grupo Evo Banco, han logrado firmar un acuerdo para llevar a cabo un ERE que afecta a 132 empleados, del grupo, lo que supone el 12% de la plantilla. Esta cifra está muy alejada de lo previsto inicialmente y que afectaba a unas 500 personas.

Las bajas serán voluntarias, y las condiciones serán comunes en las tres firmas que integran el grupo Evo –Evo Banco, Fracciona, y la sociedad de tarjetas AvantCard–.

El mayor afectado por los despidos será AvantCard, con 85 bajas, aunque este número es inferior a los 130 trabajadores afectados inicialmente, y que suponía el 50% de la plantilla.

La financiera de crédito al consumo Finanmadrid (adquirida a Bankia) y denominada en la actualidad Fracciona solo tendrá cinco bajas. Mientras que Evo Banco, cuyo dueño es el fondo estadounidense Apollo, los afectados por el expediente de regulación de empleo serán 42, cifra también inferior a los 53 propuestos hace unas semanas. Las 11 desafecciones formarán parte del proceso de reubicación que llevará a cabo el banco. El acuerdo suscrito es el mismo firmado en 2013 para Novagalicia. Serán bajas voluntarias, con 32 días de indemnización por año trabajado, con un límite de los importes máximos correspondientes a un despido improcedente.

Apollo adquirió Evo Banco a Novagalicia en septiembre de 2013, aunque no consiguió la autorización de su compra hasta febrero de 2014. Apollo es el primer fondo con licencia bancaria en España.