Cómo cambiar tu imagen de marca

Debido a las modificaciones de los mercados y a la adaptación de los modelos de negocio, en ocasiones, es necesario recurrir a un cambio en la imagen corporativa de nuestra pyme. Explicamos técnicas para hacerlo, tomando como ejemplo la multinacional española Panda Security, que ha renovado su imagen de marca en su 25 aniversario.

Cómo cambiar tu imagen de marca

Las pequeñas y medianas empresas pueden requerir, debido a diversas circunstancias, un cambio en su imagen corporativa. La competencia, los cambios de posicionamiento dentro de nuestro mercado, la percepción de nuestros clientes o los resultados de auditorías del sector, pueden llevarnos a pensar que requerimos de una remodelación en nuestra imagen corporativa. Un cambio muy profundo que afecta a la totalidad de soportes públicos de la pyme, como por ejemplo la página web o el packaging de los productos, pero también a la metodología de trabajo dentro de la misma.

Para explicar cómo debe realizarse el cambio de la imagen corporativa en una pyme, vamos a basarnos en el ejemplo reciente de modificación corporativa que ha tenido lugar en Panda Security, empresa española del sector tecnológico que aspira a dominar a nivel europeo el mercado de los antivirus, tanto a nivel profesional como de usuario.

En primer lugar, Panda ha realizado un análisis de la percepción que de sí misma tienen los clientes, medios de comunicación, intermediarios y partners internacionales. Para realizar este primer análisis es muy valioso contar con estudios de mercado de entidades independientes, si es que el entorno de actuación de nuestra pyme lo permite, puesto que también nos aportarán información sobre cómo nos perciben los clientes e, incluso, la competencia.

La creación de tu identidad corporativa abarca mucho más que el logo.

Una vez finalizada la fase de análisis, detectaremos cuáles son las necesidades reales de los clientes y qué es lo que están demandando. Del mismo modo, podemos conocer qué es lo que les estamos ofreciendo nosotros como proveedores de soluciones, y qué es lo que ofrece la competencia en general. Siguiendo con el ejemplo anterior, Panda detectó que el principal problema de su mercado era la complejidad con la que el usuario percibía la actividad de los sistemas de seguridad informática. Existían importantes barreras para que el usuario final entendiera qué proceso de seguridad es el que se está llevando a cabo, y cómo se está llevando a cabo.

Análisis para pasar al diseño

Detectada la necesidad de profundizar en el concepto de simplicidad, Panda ha diseñado toda una serie de logos y filosofía empresarial en torno a esta idea, remodelando su imagen corporativa para transmitir sencillez y que su marca es la idónea para resolver fácilmente los problemas de seguridad informática.

Por lo tanto, podríamos dividir en dos grandes fases la renovación de la identidad corporativa de nuestra pyme:

- detección de las necesidades del mercado.

- establecimiento de un claim o mensaje en torno al cual girará nuestra imagen corporativa, y que de respuesta a necesidades detectadas en nuestro mercado.

A partir de aquí, lo más recomendable, según los expertos, es contar con una agencia de marca capaz de transmitir con imágenes el concepto vital y primordial por el que deseamos que nos perciban los demás.