Los CEOs españoles entre los más optimistas del planeta

Asi lo demuestra una encuesta mundial de CEOs elaborada por PxC que se presentó en el Foro Económico Mundial de Davos

Los CEOs españoles entre los más optimistas del planeta

Los CEOs no son nada optimistas respecto a la evolución de la economía. Pese a ello, los españoles se encuentran más animados que el conjunto de la media, al entender que en 2015 mejorarán las previsiones de empleo.

La Encuesta Mundial de CEOs, confeccionada por PwC y que se presentó en el Foro Económico Mundial de Davos revela que el número de presidentes y consejeros delegados de todo el mundo que esperan una mejora en la coyuntura económica ha caído del 44 al 37% durante el último año. Además, un 17%, que representa el doble del ejercicio anterior, considera que la actividad mundial también sufrirá un retroceso.

Los CEOs españoles son más optimistas que la media global en dos puntos, aunque también se aprecie un descenso de confianza respecto al año anterior. En esta ocasión, un 39%, frente al 50% de 2014, cree que la economía global mejorará en 2015, frente al 47% que estima que permanecerá igual y el 12% que piensa que caerá. Son un poco más optimistas que muchos de sus vecinos europeos, como son el caso de Francia (14%), Italia (27%) o Alemania (33%). De los cinco grandes países de la UE, únicamente el Reino Unido cuenta con mejores perspectivas (41%).

Se aprecia que en los países emergentes, como son India, China o México, el nivel de confianza para este ejercicio es mayor, con un 45&, 44% y 42%, respectivamente.

Respecto al capítulo de ingresos, el 35% de los grandes ejecutivos españoles confía en que se incrementen los ingresos de sus empresas a lo largo de este año. Estas cifras se disparan hasta el 63% cuando se amplía el horizonte hasta los próximos tres años. Tambiéns se prevén aumentos de plantillas. De hecho, el 43% cree que crecerá su empresa, lo que supone 10 puntos más que en 2014.

En el exterior, los CEOs no son tan optimistas respecto al crecimiento de sus compañías, sobre todo en aquellos países productores de petróleo por el desplome de los precios en los últimos meses. El mejor caso lo representan los rusos o los grandes ejecutivos de Venezuela, Nigeria y Oriente Medio.