El turismo cierra un año récord con un alza del 2,9%

España se queda a las puertas de los 65 millones de visitantes en 2014

Turistas en el centro de Málaga.
Turistas en el centro de Málaga.

A falta de conocer la cifra oficial de llegada de visitantes extranjeros a España en 2014, que será dada a conocer mañana, el ministro de Industria, José Manuel Soria, desveló ayer que el país cerrará el año con más de 64 millones de turistas, entorno a un 7% más que el ejercicio anterior. “La cifra estará por encima de los 64 millones pero no alcanzará los 65 millones”, agregó. Unos números que confirman un nuevo año récord en recepción de visitantes según aseguró ayer la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, que destacó el peso del sector como locomotora de la recuperación económica española.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, anunció ayer que el PIB turístico se incrementó un 2,9% el pasado año, por encima de las últimas previsiones de julio que vaticinaban un alza del 2,4% gracias al buen comportamiento registrado en los últimos meses por la demanda interna y al buen comportamiento de la externa. Un crecimiento del sector que doblará previsiblemente a la subida del PIB nacional.

El sector turístico cerró el ejercicio con más de 53.000 afiliados a la Seguridad Social, liderando la creación de empleo en España, por detrás del comercio, la actividad que ha tenido una mayor capacidad de generar empleo. Además, aportó el pasado año unos 49.000 millones en divisas, un 3,9% más.

Con todo, desde el sector apuntan que el número de pernoctaciones en alojamientos reglados ha crecido un 2,9% en 2014, por debajo del 7% registrado en llegadas de visitantes extranjeros, por el impacto de los alojamientos no reglados, como los apartamentos turísticos.

Para este año, las previsiones de Exceltur son “prometedoras”, si bien, la situación política y económica internacional para los próximos meses ha impulsado a la patronal turística a plantear dos posibles escenarios. En el más optimista de ellos, el PIB turístico crecerá un 2,6%, mientras que en el menos optimista el alza será del 1,9%, ralentizada por la recuperación de Egipto.

La patronal de las empresas turísticas confía en que el “sector dará alegrías en 2015” y cree que la evolución a la baja de los precios del crudo en los últimos meses, y su posible persistencia, va a suponer una liberalización de renta disponible para el turista, que facilitará la consolidación del repunte de la demanda interna y el buen comportamiento de las llegadas de visitantes desde Reino Unido, Francia, Italia y países nórdicos. Mientras que la llegada de turistas rusos seguirá penalizada.

Junto a esto, Exceltur considera que la evolución del euro frente al dólar y la libra beneficiará la llegada de turistas británicos y estadounidenses.
Las elecciones griegas del próximo 25 de enero y la posible llegada al poder de Syriza y un posible resurgimiento de las tensiones geopolíticas en los países del norte de África y del Mediterráneo oriental como consecuencia del ataque al semanario francés Charlie Hebdo podrían suponer un impulso para los enclaves nacionales, que en los últimos años han ejercido de destinos refugio.

El despegue de Egipto y Túnez nubla a Canarias

Desde Exceltur alertan que el prometedor panorama turístico de este año podría verse afectado por el resurgimiento de los países competidores del norte de África, como Túnez y Egipto, que desde noviembre de 2014 están registrando un crecimiento en la llegada de visitantes extranjeros gracias a las importantes campañas de promoción que están realizando en los últimos meses, algo que desde Exceltur reconocen que ha penalizado en la recta final del año a Canarias, que habría experimentado una ralentización en la llegada de turistas.
El archipiélago fue la comunidad autónoma con mejor comportamiento para el sector turístico en 2014 dentro de los destinos de sol y playa, por delante de Andalucía, Comunidad Valenciana y Baleares, que registraron alzas del 7%. Junto a ellas, en el interior destacó la evolución de Madrid –tras varios años negativos–, La Rioja y Castilla-La Mancha.
Por mercados emisores, los mayores aumentos de visitantes se produjeron desde Francia, Bélgica o Portugal, mientras que se redujo el registrado desde Rusia por la devaluación del rublo. Exceltur calcula que el año pasado cada turista extranjero generó unos ingresos reales que revierten en España de 754 euros, frente a los 1.116 euros de 2001. Según la patronal de las empresas turísticas nacionales, este descenso del gasto por visitante se debe a una recomposición de la cartera de turistas extranjeros, según su origen y perfiles de consumo.
El turismo nacional, por su parte, ha impulsado la demanda de los trenes de alta velocidad de Renfe, que ha acompañado con una política comercial de promociones, mientras que la oferta rural y los campins fueron los más beneficiados por la recuperación del turista nacional.

La regulación de los pisos turísticos, la asignatura pendiente del sector

El año pasado se produjo el despegue definitivo de la economía colaborativa en España, tanto en el sector del transporte, como el turismo. Si en el transporte el ejercicio estuvo protagonizado por la llegada de Uber a las ciudades españolas, la actividad de empresas como Airbnb, HomeAway y de una multitud de pequeños propietarios de viviendas destinadas a alquiler en destinos de sol y playa y ciudades como Barcelona han hecho saltar las alarmas de la industria turística, por su creciente papel en España, pese a que aún no hay cifras oficiales de su relevancia.
Exceltur ha venido reclamando en los últimos meses medidas por parte de las Administraciones tanto fiscales como administrativas para hacer frente “a la mal llamada economía colaborativa”, recordó Zoreda. La patronal pidió ayer a “abordar con urgencia un nuevo marco legislativo riguroso y exigente a nivel nacional” para cubrir los vacíos legales de las actuales normativas. Una petición que choca con una variedad de legislaciones autonómicas puestas en marcha en 2014, que son las que tienen dicha competencia.
El vicepresidente de Exceltur aseguró que “no es acabar –con la economía colaborativa–, es regular, buscar un fair play y evitar la laxitud regulativa”. La patronal descartó además seguir los pasos del gremio de los taxistas de Madrid, que han desembocado en la paralización de la actividad de la plataforma Uber en todo el territorio nacional.