Concederá financiación por un importe de 14.000 millones

El ICO prestará un 34% menos en 2015 al mejorar el crédito privado

El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa.
El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa. Efe

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) reducirá la concesión de crédito un 34,8% en 2015, hasta 14.000 millones, debido a que la mejoría de las condiciones de financiación de la economía hacen menos necesario el papel de este organismo oficial.

El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ha detallado las perspectivas del ICO para este año, tras la firma de los protocolos de colaboración con diez entidades financieras para la concesión de las líneas ICO en 2015 (Banco Popular, Banco Santander, Banco Sabadell, BBVA, Bankia, La Caixa, Bankinter, Ibercaja, Bantierra y Targobak).

Fernández de Mesa ha considerado “lógico” que el ICO se vaya retirando de forma progresiva ahora que se están normalizando los mercados financieros y que la banca está tomando de nuevo el papel protagonista en la concesión de crédito.

Con el volumen de financiación de 2015, el ICO adapta su papel en el mercado crediticio a las nuevas condiciones de recuperación de la economía española, después de haber cumplido un papel contracíclico de soporte financiero durante las fases más agudas de la crisis.

De hecho, Fernández de Mesa ha recordado que en los años previos a la crisis el ICO financiaba el 5% de media de los préstamos que se concedían, cifra que se elevó hasta el 11,8% en el 2014, cuando las empresas necesitaron su aportación.

Ahora, el papel del ICO será sustituido paulatinamente por las entidades financieras privadas, más proclives a dar crédito por la mejora de las condiciones de mercado.

En 2015, el ICO seguirá dando financiación al sector empresarial, con un mayor énfasis en la financiación de actividades del sector exterior y consolidando su aportación en el ámbito de las garantías.

Además, la potenciación del capital-riesgo también va a ser uno de los ejes estratégicos de este año a través del FOND-ICO Global, que tiene como objetivo mejorar la financiación no bancaria de las pymes españolas incrementando su nivel de capitalización, facilitando su desapalancamiento y mejorando su competitividad mediante la diversificación de las fuentes de financiación.

En este sentido, Fernández de Mesa ha dicho que a lo largo del año se harán dos convocatorias del FOND-ICO Global por un importe de 400 millones de euros, con el objetivo de movilizar unos 1.200 millones a través de 11 nuevos fondos.

Con todo, el secretario de Estado ha asegurado que el ICO seguirá jugando un papel “importante” en el apoyo a la financiación del sector privado a lo largo del año, algo fundamental para una economía que será menos intensiva en creación de crédito y más intensiva en creación de empleo.

En 2014, el ICO cerró con un volumen de financiación concedida de 21.469 millones, un 55% más que el año anterior y un récord en la historia de mediación del ICO, con los que ha financiado casi 300.000 proyectos de inversión para autónomos y pymes.

Un 51% de las operaciones fueron inferiores a los 25.000 euros y un 62% se concedieron a microempresas de menos de 10 empleados. La actividad crediticia internacional supuso el 25% de los préstamos concedidos por el instituto público, cumpliendo con su objetivo de financiar la exportación y la salida al exterior de las empresas públicas. 

Más optimismo en 2015

Según el secretario de Estado, la economía afronta el 2015 con mayor optimismo al empezar el año con una velocidad de crucero superior al 2% y con diversos factores que “soplarán a favor” del PIB, como la reforma fiscal, el tipo de cambio, la moderación salarial, el precio del crudo o la reducción de los costes de financiación.

Además, el año 2015 destacará por la normalización bancaria, después de que las reformas llevadas a cabo en España y Europa hayan permitido que el sector esté adecuadamente provisionado y capitalizado.

Esto, tal y como ha señalado Fernández de Mesa, ha permitido que el crédito nuevo a las pymes lleve ya 13 meses al alza y que el de los hogares esté en positivo desde hace 10 meses. Además, han bajado los costes de financiación de forma rápida, sobre todo en España.