Posible signo de estabilidad en el precio del crudo

El petróleo Brent y el West Texas se igualan en 46 dólares

Nicolás Maduro y el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani.
Nicolás Maduro y el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani.

El petróleo de Texas (WTI) abrió hoy con un descenso del 1,8% y en la Bolsa Mercantil de Nueva York se cotizaba a 45,24 dólares. El crudo de referencia en EE UU, que más tarde subía hasta los 46 dólares, retrocedió ayer un 4,7% hasta llegar a los 45,8  dólares por barril, mientras el Brent perdió el 5,34%, hasta llegar a los 47,43 dólares por barril. El barril de crudo Brent también cotiza hoy con ligeras caídas en el entorno de los 45,7 dólares.

La última vez que el barril de petróleo de referencia en EE UU igualó al de Europa fue en octubre de 2014. Hasta entonces, lo habitual de hecho es que el Brent fuera más caro que el West Texas, pero este diferencial se desequilibró en medio del desplome del precio del petróleo en los últimos meses, que deja una caída cercana al 60% desde sus máximos de junio.

Los expertos del departamento de análisis de Bankinter creen que "el hecho de que el Brent y el West Texas hayan aproximado sus precios (el Brent debe ser más barato que el WTI, pero venía sucediendo lo contrario) puede ser síntoma de estabilización". El precio del Brent era mayor en los meses anteriores a este gran desplome por las mayores reservas de crudo en EE UU y por los costes de extracción menores.

Pese a que el precio petróleo de los países productores que pertenecen a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cayera ayer hasta los 43,55 dólares –un nivel que no se registraba desde marzo de 2009–, el ministro emiratí de Energía, Suhail Mohamed al Mazrui, aseguró hoy que la organización no va a bajar su producción. “Mantener el nivel actual de producción de petróleo supone un mensaje para que los otros productores de crudo sean razonables y sigan los pasos de la OPEP, que aspira a desarrollar el mercado internacional”, indicó. Al Mazrui señaló además que es muy difícil prever cuándo subirán los precios de crudo, aunque apuntó que hay que estar pendiente de la evolución de la situación en el primer semestre del 2015.

Petróleo almacenado en el mar por la caída del precio

El descenso del precio del crudo está provocando situaciones anómalas. Según fuentes de mercado citadas por la agencia Reuters, los comerciantes de crudo han reservado al menos 12 petroleros con capacidad para almacenar 25.000 millones de barriles de crudo en alta mar a la espera de un alza del precio de este recurso. 

Las mismas fuentes indican que el Ti Oceania, el mayor petrolero del mundo también se ha reservado para almacenar petróleo en alta mar. Esta embarcación puede contener hasta 3 millones de barriles de crudo. 

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, descartó hoy en Argel que una próxima cumbre de la OPEP “por falta de consenso sobre la iniciativa propuesta” por Venezuela, según declaró. Con ello, Maduro se refería a la gira que está realizando por varios países petroleros -Irán, Arabia Saudí y Catar, además de Argelia- para proponer una reducción de la producción que contribuya a frenar la drástica caída de precios del crudo, hoy en mínimos históricos, una propuesta que no ha encontrado mucho eco en la región.

Mientras se producían estas declaraciones, la agencia de calificación de riesgo estadounidense Moody's rebajó hoy los bonos venezolanos de Caa1 a Caa3 y cambió su perspectiva de negativa a estable, tras evaluar que el riesgo de impago del país se ha incrementado “sustancialmente”. La consultora estimó en un comunicado que en caso de que Venezuela caiga en impago, las pérdidas de los tenedores de bonos superarían el 50 % de sus instrumentos de deuda. Lo que empujó a Moody's a rebajar la calificación de la deuda del país ha sido la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, explicó la compañía.

Las fuertes caídas del precio del oro negro tuvieron repercusiones también en Irán. “Los que han diseñado el descenso del precio de petróleo en contra de algunos países, se arrepentirán”, dijo el presidente de aquel país, Hasan Rohaní. “Irán no estará bajo presión por la caída del precio de petróleo y ya se ha previsto las vías de recuperación”, añadió. Rohaní explicó que “Kuwait y Arabia Saudí” pierden más por esta caída, ya que el 95% de la exportación de Kuwait y el 90% de la exportación de Arabia Saudí le corresponde al crudo, mientras solo “un tercio del presupuesto de Irán le corresponde a la venta del petróleo”.

En España, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, defendió hoy que la caída de los precios del crudo es “una muy buena noticia”, que “puede mejorar todavía más la perspectiva de recuperación económica” sobre las previsiones actuales. “Esta disminución en el precio del petróleo es buena, es favorable, es positiva y está suponiendo un ahorro” para España, tanto en la última parte de 2014 como en el año 2015, que asciende a “miles de millones de euros”, declaró. Asimismo, apuntó que “el precio de las gasolinas ha bajado de manera considerable”, aunque no en la misma medida que el crudo dado que el componente energético solo supone alrededor del 35 % del litro de combustible.

El precio del crudo ha caído un 40 % desde junio de 2014, la tercera mayor caída de los últimos 50 años, sólo superada por la que se produjo tras la quiebra de Lehman Brothers y el colapso de la OPEP en 1985.