La nueva política de Santander deja su rendimiento por retribución en el 3,5% frente al 8,8%

Telefónica, Repsol y BME liderarán la rentabilidad por dividendo en 2015 al pagar hasta un 7%

Telefónica, Repsol y BME liderarán la rentabilidad por dividendo en 2015 al pagar hasta un 7% Ampliar foto

El giro en la política de retribución al accionista de Santander apea al banco del liderazgo en la rentabilidad por dividendo del Ibex, ya que pasará del 8,8% al 3,5%.Telefónica y Repsol, con un 6,8%, pasan a ser las compañías del selectivo con mejor retribución al accionista para este ejercicio. BME ofrece el 5,6%, y todo en efectivo.

Telefónica y Repsol destronan a Santander en el ranking de compañías que ofrecerán una mayor retribución al accionista en 2015, según Factset. El banco que preside Ana Botín acordó la semana pasada volver al pago en efectivo del dividendo que implica también un descenso en el importe destinado a retribuir a sus accionistas, que mantenía estable desde 2009 en los 0,6 euros por título y pasará este ejercicio a ser de 0,2 euros. Su rentabilidad por dividendo se reduce de esta forma del 8,8% al 3,5% para 2015.

El cambio en la política de retribución al accionista de Santander se realizará de forma progresiva, ya que la entidad aún repartirá dos dividendos mediante el formato flexible del scrip dividend a cuenta de los resultados de 2014. Los derechos correspondientes al primero de estos dividendos, de hecho, comienzan a cotizar mañana en el mercado, mientras que el segundo se pagará entre abril y mayo. Serán los últimos mediante el anterior sistema y con el importe de 0,15 euros antes de pasar al pago de 0,05 euros por título. Tres de los cuatro dividendos a cuenta de los resultados de 2015 se pagarán en efectivo.

Telefónica y Repsol, los nuevos líderes en la rentabilidad por dividendo del Ibex, también han recurrido en los últimos años a la fórmula del scrip dividend, mediante la que realizan una ampliación de capital y dan opción a sus accionistas de vender los derechos en el mercado, revenderlos a la compañía o quedarse con nuevas acciones. Eso sí, han optado por un sistema mixto, con un dividendo clásico y otro en scrip.

28

compañías del Ibex ofrecen una rentabilidad por dividendo superior al 2%, según las estimaciones de Factset. El bono estatal a 10 años apenas da el 1,6%.

La petrolera, además, ha puesto en marcha un programa de recompra y amortización de acciones propios que elimina por completo el efecto negativo del scrip. Adquiere los títulos emitidos y después los destruye. El peso de los accionistas no se diluye aunque opten por el dinero contante y sonante, y tampoco se daña el beneficio por acción. Junto a Repsol, ACS e Iberdrola han desplegado estrategias similares. Las compañías recuperan así la esencia del cash, sin comprometerse a pagar siempre en efectivo, y los accionistas se benefician del favorable tratamiento fiscal del cobro en acciones o de la venta de derechos en Bolsa. Con estas fórmulas no tributan hasta la venta de la cartera.

En tercera posición se sitúa BME, que ofrece un 5,6% con toda la retribución en cash.

La decisión de Santander de regresar al pago en efectivo del dividendo abre una senda que empezarán a recorrer, según los expertos, las entidades financieras que habían recurrido hasta ahora al scrip dividend para retribuir a sus accionistas. “La fórmula anterior era insostenible y forzaba a la entidad a ampliar capital todos los años con el consiguiente efecto dilutivo. Preferimos el pago en efectivo actual”, indica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de LinkSecurities, quien añade que le sorprende el importante recorte del dividendo de la entidad.

Antes que Santander, CaixaBank ya anunció que recuperaría progresivamente el pago en efectivo. En el de 2015, combinará pagos con opción de elegir acciones o efectivo con pagos íntegramente en efectivo y con aumento progresivo de estos últimos en 2016.

BBVA también quiere remunerar al accionista “íntegramente en efectivo”. En 2015, la entidad destinará 0,34 euros por acción al pago del dividendo. Este año también será el ejercicio del estreno de Bankia y Liberbank en las lides de la retribución al accionista. En ambos casos, en efectivo.

Ya el Banco de España, y el BCE ha reiterado el mensaje, recomendó que los bancos se marcaran como objetivo unos dividendos por acción sostenibles. Los importes pagados en la etapa del boom de los scrip estaba inflada pues el dinero que realmente salía de las arcas de la entidades era muy inferior.

 

Los 'scrip' que siguen

Santander

Mañana empiezan a cotizar los derechos correspondientes a la ampliación de capital con la que Santander retribuye a sus accionistas. Se podrán negociar en el mercado hasta el 28 de enero. Los accionistas del banco tendrán hasta el 23 de enero para solicitar a la entidad que le recompre esos derechos por 0,15 euros brutos por acción. Los nuevos títulos empezarán a cotizar en el parqué el 6 de febrero. Será el penúltimo dividendo a cuenta de los resultados de 2014 antes de que se ponga en marcha la nueva política de retribución al accionista de Santander.

Popular

Los accionistas del banco presidido por Ángel Ron podrán solicitar a Popular el pago en efectivo del dividendo, en realidad la recompra de sus derechos, hasta el 21 de enero por 0,018 euros. Los derechos comenzaron a negociarse ayer en Bolsa y lo harán hasta el 26 de este mes. Ayer, los derechos cerraron en los 0,017 euros, un 5,5% por debajo del compromiso de compra del banco. Las nuevas acciones de Popular empezarán a cotizar el 4 de febrero.

BBVA

Dueños del 14% del capital de BBVA optaron por cobrar en efectivo el dividendo. Recibieron ayer los 0,08 euros por acción a los que se comprometió la entidad presidida por Francisco González en este proceso de retribución a través del scrip dividend. El 85,96% restante eligió quedarse con nuevas acciones del banco, que comenzarán a cotizar este viernes.