Pide a la ciudadanía manifestarse el próximo domingo

Hollande: lo ocurrido “no tiene nada que ver con el islam”

Tres horas después del asalto a la imprenta en la que estaban atrincherados lo autores del tiroteo al semanario francés Charlie Hebdo y al supermercado judío en el que estaban retenidos una decena de personas, el presidente francés Francois Hollande ha comparecido ante los medios de comunicación.

Hollande ha manifestado su orgullo por la labor desempeñada por las fuerzas policiales. "Quiero decirles que estamos orgullosos de ellos porque han llevado el orden con un gran resultado" permitiendo salvar varias vidas humanas. No obstante, el presidente ha señalado que aunque Francia cuenta con las fuerzas de seguridad, no se han eliminado todas las amenazas "de las que es objetivo".

En su alocución, el mandatario ha pedido a los ciudadanos que permanezcan vigilantes y les ha llamado a la unidad. "La unidad es nuestra es mejor arma", ha sentenciado. "Debemos demostrar nuestra determinación contra todo lo que puede dividirnos, ser implacables ante el racismo y antisemitismo", ha añadido. El dirigente ha indicado que lo ocurrido en el supermercado en el este de París era un claro caso de antisemitismo.

Hollande ha transmitido un mensaje de calma a los ciudadanos tras señalar que lo ocurrido en las últimas horas no son un reflejo de la cultura islámica. "Estos iluminados no tiene nada que ver con la religión musulmana" afirma.

El presidente no ha querido dejar pasar la ocasión para invitar a todos los franceses a participar en la manifestación que recorrerá las calles de París en respuesta a los atentados. "Somos un pueblo libre que no cede a ninguna presión, que no tiene miedo", apunta. "De esta prueba saldremos más fuertes aún".

Asimismo, ha aprovechado su intervención para dar las gracias a los dirigentes de otros países que en las últimas horas le han demostrado su apoyo. Hasta el momento, algunos de los que han confirmado su asistencia a la marcha del día 11 han sido el presidente del gobierno, Mariano Rajoy; la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y Matteo Renzi, presidente del Consejo de Ministros italiano.

François Hollande ha finalizado su comparecencia con un "¡Viva la República! ¡Viva Francia!".