Cómo adaptarse a los cambios puede ser crucial

Reinventarse o morir: compañías que se renuevan y otras que lo intentan

Reinventarse o morir: compañías que se renuevan y otras que lo intentan

No existe una fórmula con la que siguiéndola poder obtener éxito empresarial eterno. Hay bases sobre las que cimentar la compañía como una buena idea de negocio, trabajo, esfuerzo y financiación, pero nada garantiza que teniendo dicha base se consiga un éxito prolongado. Otra de las características base para huir del fracaso debería ser la capacidad de adaptación a los cambios. Saber ver los cambios en el sector y en el comportamiento de los consumidores, así como la flexibilidad para la modificación de estrategia en el negocio será parte fundamental para alargar la pervivencia de la compañía.

Las nuevas tecnologías y los nuevos hábitos de consumo de las personas están cambiándolo todo. Lo digital y lo online está cada vez más y más presente en todos los procesos y han provocado un cambio en el comportamiento de consumo de los usuarios. Tanto es así que las compañías han tenido que reinventarse si no querían declarar la quiebra. Algunas compañías incluso reinventándose parece que no pueden evitar el final.

Kodak

Conocida prácticamente en todo el mundo, Kodak quedaba en 2012 sumida en una suspensión de pagos. La compañía lideró el panorama fotográfico durante años convirtiéndose en una marca de prestigio reconocida por todos, pero los avances en fotografía digital y su falta de adaptación a este nuevo negocio hicieron que la compañía no pudiese frenar su caída en picado.

A pesar de ello, en 2013 sale a flote de nuevo y pone fin a la suspensión de pagos. Y para seguir la progresión de buenas nuevas y de reinvención han decidido dar un paso más y lanzarse al mercado de los smartphones o teléfonos inteligentes. Junto con el fabricante Bullitt Group han decidido lanzar tanto teléfonos móviles como tablets. Dispositivos en los que la parte de imagen y fotografías adquirirán importancia y serán características diferenciadoras ya que tendrá un software propio para la captura y gestión de imágenes. El sistema operativo será Android y la marca que utilizarán para la línea será Kodak Mobile Device. Habrá que ver si el paso dado es el definitivo para que Kodak vuelva a tener el peso que en su día tuvo en el tejido empresarial mundial.

Correos

Si hay un sector que se ha visto afectado por la comunicación digital ha sido el de las cartas “de toda la vida”. El Grupo Correos ha notado como sus cifras de negocios han disminuido año tras año –en 2013 tuvo unas cifras de negocios de 1.747 millones de euros, mientras que en 2012 fueron de 1.875, millones de euros y en 2011 de 2.085,5 millones de euros-.

Por ello han decidido apostar la reinvención en el modelo de negocio. Han puesto en marcha lo que han llamado un “laboratorio” para testar productos y servicios, la primera “Tienda de Correos” en la que proporcionar mejor experiencia a los clientes y renovar el catálogo de productos continuamente según las necesidades de los clientes. Las tablets tendrán presencia y funciones principales ya que se eliminarán papeleos y los trámites se podrán hacer desde estos dispositivos

Se estima que se abran otras 50 tiendas a lo largo del año. Además en Correos también han encontrado en Internet un aliado más que un enemigo ya que desde diciembre de 2014 todos aquellos que compren productos en Amazon pueden recogerlos en las oficinas de Correos. Renovación por tanto encaminada al entorno digital.

BlackBerry, ni reinventándose

Caso aparte es el de BlackBerry que ha visto cómo sus esfuerzos por ser un referente en la telefonía móvil son en vano. Aunque han apostado por una renovación de sus terminales lanzando BlackBerry Classic y BlackBerry Passport esperando la salida a flote, sus cifras siguen registrando importantes pérdidas – de 148 millones de dólares según las fuentes consultadas-. En ocasiones, la reinvención no tiene el éxito esperado.

Ser sensibles a los cambios y tener capacidad de adaptación a las novedades serán parte del secreto para que una compañía pueda seguir cosechando éxitos una vez transcurrido el tiempo.