La formación bonificada no llega ni a autónomos ni a microempresas

Solicitan una reunión con Secretaría de Estado de Empleo para abordar este problema

La formación bonificada no llega ni a autónomos ni a microempresas
ACN

Ni autónomos ni microempresas se benefician de la formación bonificada. Es la principal conclusión de los datos publicados por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, que analiza los usos del crédito de formación utilizado por las empresas en 2013, con el que estas organizaciones gestionan la formación a sus trabajadores con cargo a las cuotas de formación profesional.

En este sentido, desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) denuncian que si bien el volumen de recursos generado “ha sido mayor que en años anteriores” las cifras demuestran que en 2013 el sistema de formación “no llega a los trabajadores de los autónomos y microempresas”.

Así, el tamaño medio de las empresas que realizaron en 2013 formación bonificada fue de 17,8 empleados de media en España, siendo mayor en Madrid y Cataluña, las que históricamente se han configurado como las regiones que concentran un mayor tejido empresarial.

No obstante, según datos de esta organización el 70% de las empresas no han podido acceder a la formación para sus trabajadores, pues la media de empleados de estas organizaciones no llega a los cinco trabajadores por empresa. Asimismo, desde UPTA ponen de manifiesto que este sistema de formación tampoco llega a los autónomos ni a sus trabajadores.

PELIGRO DE EXTINCIÓN

De hecho, para el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, el problema “va a ser mucho más grave en el futuro”, pues el gobierno prevé hacer desaparecer el sistema de formación de oferta que se ha podido desarrollar a través de organizaciones sociales y autónomos, “con lo que podemos asegurar que en el futuro prácticamente la formación desaparecerá”.

Finalmente, desde esta organización han pedido una reunión con la Secretaría de Estado de Empleo, con objeto de “abordar esta grave situación”, encuentro que está pendiente, en el cual “se tiene que tratar uno de los aspectos fundamentales para que realmente se produzca una verdadera renovación de nuestra actividad empresarial, que genere empleo real y de calidad”.