La mayor salida se producirá en la filial AvantCard, con la salida del 50% de su plantilla

Apollo reduce a 190 los empleos afectados por el ERE del grupo Evo

Primera reunión oficial entre los sindicatos y el grupo Evo Banco, formado por esta entidad, la financiera de crédito al consumo Finanmadrid (adquirida a Bankia) y denominada en la actualidad Fracciona, y la sociedad de tarjetas, AvantCard. En este acto, el grupo ha reducido considerablemente la cifra de despidos que tenía prevista realizar inicialmente, según afirman fuentes sindicales.

Entre las tres firmas Apollo, dueño del grupo, prevé la salida de un máximo de 190 empleados, el 18% de la plantilla del grupo, número muy por debajo de los 500 trabajadores que habían calculado los sindicatos en función de los datos aportados por la firma financiera.

Sindicatos y directivos de Evo Banco han ido limando el número en las negociaciones preliminales a la constitución de la mesa llevadas a cabo en los últimos 15 días.

En un comunicado de Evo explicaba ayer que su objetivo es cerrar solo cuatro oficinas de las 75 existentes en España, “tras el cual la entidad seguirá presente en las mayores poblaciones de España”. Las cuatro sucursales (de Fuengirola, Girona, Las Palmas –L. Doreste– y Gandía) se suman así a las cinco ya cerradas hace unos meses.

Los afectados por estos cierres serían 53 personas, el 8% de la plantilla. A estas salidas se unirían otras correspondientes a las filiales. En Fracciona saldrían, según las cifras facilitadas ayer a los sindicatos, 10 empleados, de los 65 que trabajan en esta firma, mientras que en AvantCard el número de trabajadores afectados serán bastantes más, unos 130, es decir, el 50% de la plantilla, explican las mismas fuentes. En total, las salidas anunciadas ayer, y que aún deben ser negociadas, se elevan a 190 empleados.

Evo Banco, única entidad financiera cuyo dueño es un fondo de inversión, explica que “las partes se han comprometido a analizar todo tipo de medidas que ayuden a conciliar las necesidades organizativas y económicas de la entidad con el menor impacto laboral para el conjunto de la plantilla”. La próxima reunión será el próximo 5 de enero. Las negociaciones finalizan el 29 de ese mes.

Apollo adquirió Evo Banco en septiembre del pasado año, aunque la autorización no se produjo hasta febrero de este año.