La facturación global en el país del sector de la automoción ha crecido en torno al 10%

Los fabricantes de coches en España invirtieron un 15% más

La industria espera inversiones en las fábricas de 5.000 millones para los próximos años

Una operaria trabaja en la cadena de montaje de la factoría de Renault en Valladolid.
Una operaria trabaja en la cadena de montaje de la factoría de Renault en Valladolid.

Las inversiones de los fabricantes de coches y empresas automovilísticas en España en sus plantas e instalaciones han ascendido en 2014 a unos 2.000 millones de euros, un 15% más de lo que dedicaron estas compañías a su rendimiento en el país en 2013. Así, las automovilísticas han incrementado su facturación en España un 10% en este año que acaba, hasta los 44.000 millones de euros, según el balance del sector 2014 que ha realizado la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y a la que ha tenido acceso Cinco Días.
“Todas las fábricas españolas de coches han recibido inversiones productivas durante este año. El intenso periodo inversor entre 2012 y 2015 ha propiciado la asignación de nuevos modelos cuya salida al mercado se ha concentrado en 2014”, destacaron desde Anfac. En concreto, se han lanzado 13 nuevos modelos desde las plantas españolas: el Renault Captur; el Citroën Cactus y el nuevo Picasso; los Nissan Pulsar, e-NV200 y NT-500; el Ford S-Max y el nuevo Mondeo; las nuevas Mercedes Vito y Viano, el nuevo camión Iveco Daily y los nuevos Opel Mokka y Corsa.
La producción de coches en 2014 va a alcanzar los 2,4 millones de coches, según las previsiones de la patronal de fabricantes. La fabricación de vehículos en España ha crecido ya un 10,85% hasta noviembre, con un volumen total de 2.248.433 unidades. Esta cifra ya supera todo el volumen fabricado el año pasado, que cerró con una producción del 2,16 millones de vehículos. El sector ya ha generado más de 20.000 empleos en este año, según este balance de Anfac.
Este incremento de la producción ya ha permitido que España volviera en el primer semestre del año al top10 de los fabricantes mundiales de coches. El país ya se ubica en novena posición desde el puesto 12 que tenía a finales de 2013, superando a Canadá, Rusia, Francia y Thailandia. La patronal Anfac entiende que el país mantendrá la posición al cierre.
Para 2015, las estimaciones de la patronal ascienden a una producción de 2,6 millones de vehículos fabricados en las 17 plantas españolas. Para ello, será necesario“acceder a la nueva oleada de modelos que están pendientes por asignar”, destacó Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac en un encuentro en noviembre con la prensa. En esa cita,Armero destacó que habrá unos “cuatro o cinco fabricantes que otorgarán nuevas adjudicaciones a España”. El vicepresidente ya ha avanzado en alguna otra ocasión que espera unas inversiones en España de unos 5.000 millones de euros para los próximos años.
En este sentido, Ford ya ha otorgado a su planta de Almussafes (Valencia) la fabricación del primer híbrido español. El grupo PSA Peugeot Citroën también ha decidido que realizará su proyecto K9 en su planta de Vigo. Según esta iniciativa, la instalación fabricará furgonetas par las marcas del grupo galo aunque queda por precisar si también realizará este tipo de vehículos para General Motors en virtud del acuerdo firmado entre ambas. Fuentes del sector apuntan a que la factoría de Martorell de Seat, la de Opel en Figueruelas y la de Renault de Palencia estarían también peleando por hacerse con nuevas adjudicaciones para los próximos años.
Las estimaciones de la asociación también apuntan a que el valor de la producción española en automoción ha ascendido a 34.000 millones de euros en el último año. Las compras a proveedores españoles por parte del sector, referidas a componentes, servicios o aprovisionamientos para oficinas de fabricantes e importadores de coches agrupados en Anfac ha ascendido a 22.000 millones de euros.
“En el año 2014, este sector ha ofrecido crecimiento en fabricación, exportación, consumo, empleo, balanza comercial y confianza en nuestro país. Es un claro actor destacado en la recuperación económica. No obstante, hay que seguir trabajando y reformando para ganar la batalla de la competitividad y posicionar a España en el lugar industrial que se merece”, detalló Armero.
El vicepresidente señaló que “hay que transformar el modelo de trabajo hacia los nuevos conocimientos, la innovación y a las nuevas tecnologías” y enumeró como necesidades del sector “los costes de energía, un mayor acceso al crédito, más avances en logística, mejor orientación de las políticas de I+D, mayores avances en la reforma del mercado de trabajo y formación, liberalización de los servicios, el fin de las ilegalidades en la postventa, la simplificación de la estructura del Estado y una mayor unidad de mercado y cambios en la fiscalidad”.

A por el millón de matriculaciones

Las expectativas de ventas de vehículos para este año ya rozan el millón de unidades. Con unas previsiones de 865.000 turismos matriculados, 117.000 vehículos comerciales y 16.000 camiones a finales de año, el mercado se colocará en 998.000 vehículos vendidos en 2014.
Para el año que viene, esta cifra redonda ya estará superada para el conjunto del mercado si se cumplen todas las condiciones. En 2015, se podrán alcanzar los 1,05 millones de vehículos matriculados si “se mantienen los planes de estímulo a la renovación del parque automovilístico PIVE y PIMA, si se consolida la recuperación económica y con el efecto de la reforma fiscal”, aseguran desde Anfac.
Las previsiones de la patronal estiman que se venderán 910.000 turismos el año que viene, lo que supondría acercar el mercado automovilístico a niveles de 2009, sólo un año después de que se desatara la debacle en las ventas españolas de coches. De vender 1,6 millones entre 2004 y 2007, en 2008, las matriculaciones cayeron hasta las 1,1 millones de unidades y en 2009, se colocaron en 955.000. Desde entonces, han decrecido hasta las 722.284 unidades que se comercializaron en 2013.
Junto con los 910.000 turismos, el año que viene se venderán 125.000 vehículos comerciales y 17.000 camiones, según las previsiones de los fabricantes.

Las exportaciones siguen en alza

La demanda de vehículos fabricados en España sigue creciendo. En el periodo entre enero y noviembre de este año, se han exportado 1,9 millones de unidades, lo que supone un 7,93% de incremento respecto del mismo periodo del año anterior. Según el balance de Anfac para 2014, dos de los cinco coches más vendidos en Europa son fabricados en España, el Opel Corsa y el Volkswagen Polo.
La exportación de vehículos superará en 2014 los 2 millones de unidades y seguirá creciendo en 2015, hasta los 2,2 millones de coches vendidos fuera de España, lo que representará un incremento del 10% en las comercializaciones fuera de las fronteras españolas.
Según detallan desde Anfac, “el automóvil representa entre el 15 y el 16% de las exportaciones totales de España. Conquistar nuevas fronteras nos dará el impulso que necesitamos”, aseguran. Entre los destinos de exportación a los que se dirigen los vehículos, la asociación estima que “África es una excelente oportunidad de desarrollo para incrementar los volúmenes de fabricación” y que, de hecho, “el norte de África se está convirtiendo en un destino fuerte para los vehículos made in Spain. Países como Argelia, Túnez, Marruecos o Egipto nos compraron más de 100.000 vehículos el año pasado, y este mismo ejercicio pueden superar esa cifra”, aseguran desde Anfac.