OHL se ofrece a elevar su carga de trabajo en el proyecto

Guerra abierta entre las empresas del consorcio del AVE a La Meca

La constructora Copasa acusa a OHL de ser la que mayor retraso lleva en su tramo

Construcción de la plataforma del AVE a La Meca
Construcción de la plataforma del AVE a La Meca

Las acusaciones del Gobierno saudí por un supuesto retraso en la ejecución del AVE Medina-La Meca, adjudicado por un consorcio de 12 compañías españolas, han desencadenado un duro enfrentamiento entre dos empresas de obra civil: OHL y la gallega Copasa.

La constructora de la familia Villar Mir ha adelantado que pedirá más carga de trabajo a los socios de consorcio para cumplir el compromiso. Una declaración, a cargo del consejero delegado Josep Piqué a Efe, que arroja sombras sobre la labor de la otra constructora del consorcio, la citada Copasa.

La reacción no se ha hecho esperar: Copasa reafirma su capacidad “para construir el AVE árabe, cumplir e incluso acortar los plazos”.

Este viernes se celebra un consejo extraordinario en el que ambas compañías deberán dirimir sus diferencias. Además se deberá decidir quién es el nuevo consejero delegado del consorcio y si se ratifica el nombramiento de Jesús Silva Fernández como presidente tras asumir dicho cargo en la ingeniería pública Ineco. El anterior presidente del grupo de empresas, Pablo Vázquez, ha dejado de liderar el proyecto con su paso de Ineco a Renfe.

Fuentes cercanas al Ministerio de Fomento, que colocó en el consorcio a Ineco, Renfe y Adif, aseguran que "el enfado en el entorno de la ministra Ana Pastor es monumental" ante la guerra abierta entre socios.

Cruce de declaraciones

OHL, que actúa en el área 4 del trazado, asegura que está realizando la obra “en tiempo y forma” y añade que si hay algún retraso es porque se entregó tarde la plataforma por parte del consorcio árabe-chino encargado de la primera fase.

Copasa, que trabaja en las áreas 5 y 6, resalta su avanzado montaje de vía y “la plena actividad de las fábricas levantadas en el desierto para el suministro de materiales a pie de obra”. Desde la constructora gallega se mostró “extrañeza” por la propuesta de OHL y se asegura que si el proyecto está sufriendo retraso es, precisamente, en la parte que corresponde a la constructora de Juan Miguel Villar Mir. “Si OHL necesita ayuda para superar sus dificultades y avanzar en sus tramos, que la pida”, aseveran desde Copasa.

De los 270 kilómetros de vía a entregarse a finales de 2015, 170 corresponden a Copasa y 100 a OHL, según la firma gallega. En un duro comunicado, Copasa pide "lealtad" de actuación en el seno del consorcio con el fin de "establecer relaciones de confianza". La compañía, que asegura haber sido felicitada por el Gobierno saudí, aprovecha para recordar que OHL se unió la última al consorcio tras haber sido descalificado su equipo en las fases previas del histórico concurso.

Josep Piqué ha desatado esta polémica tras sus declaraciones a Efe, en las que aseguraba que el grupo OHL tiene capacidad suficiente para asumir más trabajo de un proyecto que es Marca España si el resto del consorcio considera que eso ayudará a cumplir los compromisos.

El ejecutivo cree además que el primer prototipo del tren Talgo 350, que ya ha partido del puerto de Barcelona, podría empezar a probarse en abril o mayo del próximo año, aunque posiblemente lo hará en el tramo 4 de OHL, según Piqué, y no en el que inicialmente estaba previsto.

El consorcio adjudicatario del tren de los peregrinos está formado por Adif, Cobra (ACS), Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo, junto a las compañías saudíes Al Rosan y Al Shula.

La infraestructura de la alta velocidad entre Medina y La Meca debe entregarse en diciembre de 2016, pero el ministro saudí de Transportes, Addula Al-Muqbel, se ha dirigido por carta al consorcio adjudicatario reclamando mayor ritmo de ejecución y un interlocutor claro.