El ministro de transportes advierte que no tolerará mas retrasos en el proyecto

Arabia Saudí amenaza con quitar a Renfe y sus socios el AVE a La Meca

El Gobierno árabe exige que en dos meses se presente un plan de contingencia para acelerar las obras

Abre la posibilidad de acciones legales e incluso la de retirar el contrato

Obras en uno de los tramos del AVE a La Meca.
Obras en uno de los tramos del AVE a La Meca.

Sube la presión sobre el consorcio español que ejecuta el ferrocarril de alta velocidad entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí. El ministro de Transportes del país y presidente del consejo de la Saudi Railways Organization, Abdullah Al-Muqbel, instó ayer al grupo de 14 contratistas (dos locales) a que aceleren las fases restantes del proyecto. Entre las empresas adjudicatarias de la mayor obra ferroviaria en marcha en todo el mundo figuran la ingeniería pública Ineco, las constructoras OHL y Copasa, o las firmas industriales Cobra e Indra. Posteriormente, el mantenimiento de la línea dependerá del Adif y la operación será gestionada por Renfe. La fase experimental comenzará durante el primer trimestre de 2015.

El representante del Gobierno saudí exige en los próximos dos meses la presentación de un plan para evitar retrasos en la ejecución, según el diario Arab News.

No es la primera vez que miembros del Ministerio de Transporte elevan el tono en sus peticiones. El ministro amenaza ahora, según el rotativo, con que esta es la última advertencia antes de adoptar acciones legales contra el consorcio e incluso iniciar el procedimiento para retirar el contrato. Días atrás salío de Barcelona el primero de los trenes, fabricado por Talgo, que cubrirá el trayecto entre ambas ciudades santas.

La advertencia se produce ahora a raíz de una reciente visita sorpresa del ministro a las obras, donde inspeccionó los trabajos entre las ciudades de La Meca, Jeddah y Medina, además de las estaciones de tren.

El ministro pretende acelerar el ritmo de los trabajos y entre sus peticiones incluye un aumento de los equipos técnicos y de la mano de obra sobre el terreno.

Desde el Ministerio de Fomento se ha venido quitando hierro a la posición del Gobierno saudí, que reclama la entrega de tramos a pesar de que la recepción del trazado, ejecutado por un consorcio de capital chino, no se ha realizado en las condiciones esperadas.

.El consorcio empresarial español que logró la adjudicación de la línea de alta velocidad entre las ciudades santas de Medina y La Meca ha asegurado que la parte española del proyecto está cumpliendo perfectamente los plazos que tiene marcados.

“Todo se está haciendo según las condiciones previstas en el contrato”, han dicho a Efe fuentes del consorcio, que así salen al paso de las informaciones de medios saudíes que recogen las advertencias del ministro de Transporte y presidente de la autoridad ferroviaria del país sobre supuestos retrasos en los plazos previstos.

Asimismo, recuerdan que todavía faltan dos años para la entrega final de la obra, en diciembre de 2016, y que, por lo que a su labor se refiere, se están cumpliendo los hitos.