2015, el año de oro para las empresas de reforma

Según un estudio realizado por Plan Reforma

2015, el año de oro para las empresas de reforma

La intención de construirse una casa aumenta un 70% entre los españoles. Así se concluye del estudio realizado por el planificador de reformas y obra nueva, Plan Reforma. Uno de los sueños más extendido de los españoles es construirse una casa, y en concreto, en 2014 la casa ideal de un ciudadano español tiene una parcela de 500 m2, y un interior de 250 m2 repartido en dos plantas, con cuatro dormitorios y tres baños.

Mejora económica, mayor intención de cambio de casa

En este año se ha producido un aumento del deseo entre los ciudadanos españoles de construir la casa de sus sueños. Según Plan Reforma, empresa que calcula cuánto puede costar las intenciones de reforma de los usuarios, no sólo se han incrementado las planificaciones de construcción de una casa nueva, sino que son intenciones reales. Los usuarios que han utilizado el sistema para calcular el precio de la obra deseada han aumentado un 70% con respecto al año pasado. Estos datos de incremento, según los expertos, es directamente proporcional a los índices de recuperación económica de España.

De hecho, no sólo los usuarios han pedido presupuestos para construirse una casa, sino que las expectativas también han aumentado. Ahora se reclama una parcela más grande y una casa con mayores dimensiones y más comodidades, según aseguran desde Plan Reforma.

Madrid y Barcelona, dos provincias sin deseos de construirse la casa de sus sueños

Atendiendo a las regiones, el mayor incremento en el deseo de construirse una casa “a medida” con respecto a 2013 se ha observado en las provincias de Valladolid, Cuenca y Zamora. Las mayores intenciones por realizar la obra las tienen los habitantes de Lérida y Navarra. Llama la atención que las grandes ciudades, Madrid y Barcelona, ocupen el vigésimoprimero y el decimotercer puesto, respectivamente, en sus intenciones de construirse su casa ideal. Quizás en este tipo de regiones prime el deseo de vivir en el centro o en una zona bien comunicada, por encima de tener un jardín, tres cuartos de baño o una piscina.