Confían en la luz verde del BCE

Bankia y Liberbank estrenarán dividendo en efectivo en 2015

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

El objetivo de Bankia y de Liberbank es retribuir a sus accionistas con dividendos el próximo año. Yademás lo harán con dinero en efectivo, a diferencia de una parte importante de sus competidores, que utilizan la remuneración en scrip (cash o acciones nuevas), como Santander, BBVA y Popular, según fuentes financieras.

Como en el resto de los bancos, la última palabra sobre si pueden distribuir dividendo y en qué cantidad dependerá del Banco Central Europeo (BCE), aunque las entidades afectadas confían en que les dé luz verde.

Los planes de reestructuración aprobados por las autoridades europeas –el 28 de noviembre de 2012 en el caso de Bankia y el 20 de diciembre de ese mismo año en el de Liberbank– incluyen restricciones al pago de dividendos.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri dejó la puerta abierta a remunerar sus socios a partir de 2015 y así lo hará, según fuentes financieras. Este año ganará unos 950 millones de euros y entregará un dividendo con cargo a 2014 de cerca de 0,01 euros por acción, según el consenso de Bloomberg.

La intención del banco es pagarlo en efectivo y abonar un dividendo adicional con cargo a los beneficios de 2015, que se situarán en 1.200 millones de euros de acuerdo a las previsiones de la entidad. Los expertos calculan que de ese dinero, repartirá cerca de 400 millones de euros entre sus socios –el Estado es el mayor accionista con el 62%–, lo que supone unos 0,035 euros por título.

Según estas estimaciones, la rentabilidad por dividendo de Bankia se situaría por tanto por encima del 3,5% a los precios actuales. Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el instrumento a través del que el Estado controla su participación en la entidad, recibiría unos 250 millones, con los que contribuiría a reducir la factura de las ayudas públicas.

La posibilidad de una eventual devolución de los cerca de 3.100 millones que captó con su debut en Bolsa en julio de 2011, después del informe de los peritos del Banco de España, que pone en duda la información del folleto de la Oferta Pública de Suscripción (OPS), no condicionará la política de dividendos de la entidad, según fuentes próximas al banco. “No sería lógico;el proceso penal va para largo, aún no se sabe el desenlace y no sería comprensible que tomaran una decisión como esa sobre la base de un futurible”, resalta Nuria Álvarez Ariño, de Renta 4. Morgan Stanley considera también que Bankia es una de las entidades financieras europeas con más capacidad de mejorar el dividendo; en este caso, de darlo por primera vez. El informe del banco estadounidense está fechado el 7 de diciembre, tres días después de que se conociera el informe pericial sobre la salida a Bolsa de Bankia.

Liberbank también quedará libre para dar dividendos en los próximos días. En su plan de reestructuración, el banco que dirige Manuel Menéndez incluye dos condiciones. Primera, devolver los bonos contingentes convertibles (cocos) inyectados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que hará en los próximos días, y disponer de 100 puntos básicos adicionales sobre la ratio de capital common equity Tier 1 (CET 1) mínima del 8%. A cierre de septiembre Liberbank superaba este porcentaje sobradamente con un 14,2%. Es cierto que este porcentaje bajará moderamente al dejar de computarse los cocos del fondo de rescate español de la banca. Fuentes del mercado explican que Liberbank no se plantea dar dividendo con cargo al presente ejercicio, que cerrará con unos beneficios de más de 100 millones según el consenso, sino a cuenta de 2015, lo que podría aplazar el primer dividendo al segundo semestre.

El porcentaje que destinará el banco controlado por Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria a pagar dividendos (pay out) oscilará entre el 30% y el 50%, según fuentes financieras, lo que dejaría el importe por acción entre los 0,015 y los 0,027 euros. Estos cálculos según unas previsiones de beneficio de unos 140 millones para el próximo año, calculado por el consenso de analistas recopilado por Bloomberg.

Manuel Menéndez devolverá ya las ayudas

Antes de que finalice el año, Liberbank habrá devuelto los 124 millones de euros en forma de bonos contingentes convertibles (cocos) que le inyectó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), según indican fuentes financieras. El pasado 27 de octubre, el consejo de administración de la entidad financiera autorizó la recompra de los cocos, y previsiblemente en los próximos días, antes de que llegue 2015, se consumará la operación.

La entidad que dirige Manuel Menéndez (consejero delegado), que ha ampliado capital durante este ejercicio en 575 millones de euros, y ha canjeado bonos convertibles por otros 62 millones, cuenta con unas ratios de solvencia entre las más elevadas del sector.

Respecto a los resultados del chequeo efectuado por el Banco Central Europeo (BCE) y publicado el pasado agosto, tras las medidas de recapitalización Liberbank superaría con amplio margen los mínimos establecidos en el examen.

De hecho, será la primera entidad española que devolverá por completo las ayudas públicas, sin tener en cuenta, eso sí, los traspasos realizados por el sector a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). Mientras, el Estado controla el 62% de Bankia y el 65% de Banco Mare Nostrum (BMN).

Liberbank, en todo caso, ha pactado que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) se haga cargo de las eventuales pérdidas que sufra por los activos problemáticos de Caja Castilla La Mancha hasta 2017.