Los niños que, de mayor, quieren ser emprendedores

Chavales a partir de cinco años participan en CampTecnológicos, lugares en donde se fomentan valores cenrcanos al emprendimiento

Los niños que, de mayor, quieren ser emprendedores

La infancia es una etapa de la vida crucial para el posterior desarrollo de la persona. Eso lo saben en los CampTecnológicos, por lo que desde hace tres años se encargan de inculcar a los más pequeños valores como la superación, el trabajo en equipo, la resolución de problemas y el pensamiento crítico, básicos para su formación y aumentar las posibilidades de convertirlos en futuros emprendedores.

En concreto, con esta iniciativa está previsto que se forme a los más pequeños a base de actividades divertidas con vocación tecnológica. Los niños pueden realizarlas a partir de los cinco años, por lo que se organizan distintos talleres de programación de software y desarrollo de aplicaciones, además de diseño y construcción de robots.

Este modelo formativo cuenta con un importante arraigo en Estados Unidos, país donde el éxito de la iniciativa consiste en transmitir a niños y adolescentes a tomar conciencia por primera vez del uso de la tecnología y las funciones de esta. Así, el modelo educativo busca estimular, en un ambiente de ocio y diversión, a los más pequeños su vocación por la ciencia y la tecnología, de modo que aprendan a ser constructores de digitales, en lugar de usuarios digitales.

En el caso de España, estas actividades se llevan a cabo en centros educativos de 12 ciudades, ubicadas en el País Vasco, Navarra, La Rioja, Cantabria, Madrid y Barcelona. De hecho, durante estas Navidades está previsto que alrededor de 500 pequeños participen en hasta una decena de talleres diferentes, dentro de los cuales se han producido interesantes novedades.

Diversidad de actividades

La primera de ellas se encuentra en taller destinado a los más pequeños, de entre cinco y siete años, denominado Kids&Tech, en el que estos podrán dar órdenes para realizar una secuencia de movimientos a una abeja, controlará con tablets el robot educador más divertido, descubrirán mediante sus propios dibujos lo que es la realidad aumentada y se iniciarán en la lógica de la programación, construyendo estructuras básicas.

Otro de los nuevos talleres es el denominado Mi primer robot, en el que los participantes, niños de entre 10 y 14 años, aprenden de manera entretenida cuáles son los componentes y estructuras de un robot, así como su construcción y programación. De la misma manera, en el taller Minecraft los más jóvenes podrán iniciarse en el mundo de la programación.

Asimismo, en los centros educativos situados en el País Vasco se realizarán actividades de un día basadas en cursos específicos para el diseño de aplicaciones móviles, impresión en tres dimensiones, edición de vídeo o diseño de juegos para Kinect, entre otras.