Prevé crecer la facturación más del 1% en 2015

Altadis logra frenar el desplome de ventas y prevé crecer en 2015

El mercado del tabaco ha cedido un 53% desde 2009

Juan Arrizabalaga, consejero delegado, tilda de "necesario" el ajuste de empleo en Logroño y Solares

Fábrica de cigarrillos de Altadis en Agoncillo (La Rioja).
Fábrica de cigarrillos de Altadis en Agoncillo (La Rioja).

El consumo del tabaco en España se ha desplomado en España desde 2009. La facturación del sector ha caído un 53% en estos años, aunque la bajada se ha ido frenando en los últimos meses. Así lo afirmó ayer Juan Arrizabalaga, consejero delegado Altadis, la principal compañía tabaquera en España.

Ajustes “necesarios” en La Rioja y Cantabria

Las dos fábricas de Altadis de Logroño y Solares (Cantabria) recibieron el anuncio esta semana de un ajuste de plantilla de 50 personas en la capital riojana y de 27 en el caso de la localidad cántabra. Juan Arrizabalaga, consejero delegado de Altadis, explicó el viernes que se trata de un recorte “necesario” para mantener la viabilidad de ambas plantas. Las condiciones del ERE, tanto en prejubilaciones como en despidos, se ajustarán a las del llevado a cabo en 2009, justo antes de ser Altadis adquirida por el grupo Imperial Tobacco. Aunque afirmó que “hay un plan de futuro” para las fábricas, no descartó que en el futuro pueda haber cierres. Aseguró que “garantizar que se mantengan abiertas por saecula saeculorum (por los siglos de los siglos) nadie lo puede hacer”

El directivo de la empresa prevé que el próximo año la facturación crezca entre un 1% y un 2%. “Claramente notamos que la mejora de la economía está impulsando el consumo de tabaco”, defendió Arrizabalaga en un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie).

Altadis presentará en abril sus resultados de 2014. Unas cuentas que Arrizabalaga tildó de “razonables” y “buenas”, mejorando las previsiones que se habían planteado al comienzo del ejercicio. El consejero delegado afirma que “sobre todo” evoluciona favorablemente el resultado financiero.

El directivo afirmó que la compañía tiene cuatro grandes retos para el próximo año. El más importante es la lucha contra el contrabando. El negocio ilícito en España supone ya el 12% del total. “Hay que concienciar a la sociedad de esta lacra”, sentenció. Arrizabalaga cifró, además en 800 millones de euros lo que deja de recibir el Estado a través de impuestos por este problema.

El segundo de los retos hace referencia a la adaptación a la última directiva europea que obliga a cambiar las cajetillas incrementando las alertas sanitarias para 2016. En este sentido, afirmó que cuanto “más tarden en darles las pautas mayor será el coste”.

Los otros dos retos a los que deben hacer frente en 2015, según Arrizabalaga, son “evitar que el mercado evolucione de forma negativa” y el “posible” cambio en la estructura fiscal del mercado de cigarrillos.

Arrizabalaga hizo también alusión a la apertura de las relaciones comerciales entre Cuba y EE UU, aunque afirmó que todavía no se conoce nada sobre el acuerdo. Altadis es propietaria de la mitad de la compañía pública Habanos y ve en la apertura al mercado norteamericano una gran oportunidad.