Ofrece movilidad eléctrica y un mínimo consumo, con una gran autonomía

Audi A3 Sportback e-tron: la movilidad del futuro

Para combinar economía y prestaciones, híbridos enchufables como este son la mejor opción

Su diseño exterior aúna deportividad y funcionalidad. Listo para el día a día y para ese plus de 204 CV cuando se necesite.
Su diseño exterior aúna deportividad y funcionalidad. Listo para el día a día y para ese plus de 204 CV cuando se necesite.

Siempre que se lanza una innovación revolucionaria, hay personas que no dudan en ser las primeras en adelantarse. Los híbridos enchufables son la mejor alternativa hasta que llegue la implantación definitiva de los automóviles eléctricos. El A3 Sportback (cinco puertas) e-tron es un híbrido que combina un motor 1.4 TFSI (turbo) de gasolina de 150 CV con un motor eléctrico de 75 kW (102 CV.) La potencia total de ambos motores juntos es de 204 CV y ahí reside la diferencia, cada uno ofrece lo mejor para que el coche de el máximo rendimiento

LAS CIFRAS CLAVE

90% 

de los recorridos diarios no superan los 50 kilómetros, así que pocas veces pisará la gasolinera.

204 

CV disponibles para disfrutar al volante, porque no hay que renunciar a las altas prestaciones.

940

kilómetros de autonomía real ofrece el A3 e-tron (los eléctricos puros crean ansiedad por su baja autonomía).

1,6

litros por cada 100 kilómetros de consumo medio homologado: esta es, quizá, la cifra más impactante. 

2

euros es lo que cuesta, dependiendo de las tarifas, cargar la batería
de este híbrido al completo: 0,012 euros por km.

en cada situación. Esta potencia se transmite a las ruedas delanteras a través de un cambio S tronic (de doble embrague) de seis velocidades. Arranca siempre en eléctrico y en este modo puede recorrer hasta 50 km., algo que no pueden hacer la mayoría de híbridos enchufables.

Además alcanza hasta 130 km/h, una velocidad más que suficiente. En caso de que se supere, entra en funcionamiento también el motor de combustión. Del mismo modo, si el conductor necesita una fuerte aceleración y si pisa con fuerza el acelerador, añade ese plus de deportividad. La idea es que los usuarios puedan aprovechar la movilidad eléctrica en ciudad

y en sus desplazamientos de corta distancia. Además no tendrán el estrés de los eléctricos puros, cuya reducida autonomía obliga a los usuarios a estar pendientes del nivel de carga. Un modelo híbrido enchufable como este permite aprovechar al máximo la energía de la batería y, cuando esta se agota, entra en funcionamiento el motor de gasolina.

Audi A3 Sportback e-tron: la movilidad del futuro

Desde el smartphone se puede localizar el   coche, ver el estado de la carga o programar la climatización.

Por ello, si puedes recargarlo, mejor, pero si no tienes ningún enchufe a mano puede continuar igualmente. A los 50 kilómetros en modo totalmente eléctrico hay que sumar los 890 kilómetros que ofrece el motor de gasolina gracias a su depósito de 40 litros. Para hacernos una idea conviene recurrir a un ejemplo. En total podría ir de Madrid a Alicante y volver, sin recargar ni parar en ninguna gasolinera, y con unos kilómetros para una excursión adicional.

Otra gran virtud es que no limita al conductor a un determinado uso o a unas prestaciones, ya sea una persona tranquila al volante o alguien que disfruta con una conducción mucho más dinámica. Según la norma CEPE para híbridos enchufables su consumo es de sólo 1,6 litros a los 100km. Si un usuario lo usa solo para trayectos cortos y lo enchufa cada día, puede pasar mucho tiempo sin pisar una gasolinera; y si lo usa para viajar en carretera consumirá aproximadamente como un A3 con motor 1.4 convencional. Acelera de 0 a 100 en 7,6 segundos y alcanza los 222 km/h. El conductor puede intervenir en la gestión híbrida seleccionando entre cuatro modos de conducción: la posición “EV” da prioridad al modo eléctrico, la posición “charge” sirve para cargar la batería del modo más rápido durante la marcha, en el modo “hybrid hold” la energía se almacena para más tarde, como un recorrido urbano, y en la posición “auto” la energía se aprovecha de forma óptima en colaboración con el motor de combustión.

La toma de corriente la lleva en la parrilla frontal. En una toma de corriente domestica convencional tarda en cargar tres horas y 45 minutos, y se puede controlar desde el smartphone del usuario. El nuevo A3 e-tron cuesta en España 40.480 euros menos 4.500 de ayuda del Gobierno, y también se puede acoger al Plan PIVE.


LOS DATOS

La toma está detrás del logo delantero. Por seguridad, la estación de carga se puede bloquear.
La toma está detrás del logo delantero. Por seguridad, la estación de carga se puede bloquear.
  • RECARGA: otro factor clave para su uso. En una toma doméstica convencional necesita 3 horas y 45 minutos. En una toma industrial, 2 horas y 15 minutos son suficientes. Naturalmente, la recarga en una toma pública es completamente gratis.
  • SUBVENCIONES: se otorgan según la autonomía en modo eléctrico. Si puede recorrer entre 40 y 90 km, como este A3, la subvención es de 4.500 euros. También se beneficiaría del PIVE 6, porque el límite de 25.000 euros no cuenta para híbridos enchufables.
  • BATERÍA: pieza clave en eléctricos e híbridos. Se aloja bajo los asientos traseros y está compuesta por 96 celdas prismáticas. Incluyendo todos los componentes electrónicos, el sistema de batería pesa 125 kg.