El Banco de Rusia prepara la recapitalización del sector

Putin compra rublos para estabilizar la moneda

Paneles electrónicos colocados sobre establecimientos de intercambio de divisas en Moscú.
Paneles electrónicos colocados sobre establecimientos de intercambio de divisas en Moscú. EFE

El rublo intenta contener el golpe. Tras la caótica sesión del martes, el rublo se ha asomado a otra jornada de brutales altibajos: abrió con caídas del 5% sobre los 68 dólares de cierre del lunes, hasta 73 rublos por dólar, se recuperó con fuerza (un 14%) después de un comunicado del Ministerio de Finanzas, en el que anunció que vendería sus reservas de divisas por la infravaloración del rublo. Y ha finalizado con una apreciación de más del 8%, hasta las 62,7 unidades por dólar. 

La moneda se aleja así de la caída libre de la mañana de ayer, cuando bajó hasta 79 rublos por dólar hasta que que el ministro de Economía Alexei Ulyukayev afirmase que el país no prevé establecer controles de capitales ni de cambios. La noticia calmó a los inversores, ansiosos de convertir sus rublos en dólares a cualquier precio.

Con todo la situación sigue lejos de estar controlada. El Banco Central gastó ayer otros 2.000 millones de dólares en reservas para defender la moneda, y aun así el rublo registró otra caída histórica. Una prueba de la dificultad para controlar los movimientos de mercado en contextos tan inestables. Las firmas de cambio de divisas institiucionales citadas por Bloomberg apuntan que apenas hay demanda de rublos.

Además, la capacidad del ministerio de Finanzas para contrarrestar la tendencia del mercado es limitada: dispone de apenas unos 7.000 millones de dólares en reservas. El Banco Central ha gastado unos 90.000 hasta la fecha y no ha podido contener la sangría.

"Ni en nuestas peores pesadillas podíamos imaginar hace un año lo que está pasando", dijo en una conferencia de prensa el número dos del Banco Central, Sergei Shvetsov, que añadió que la subida de tipos al 17%, desde el 10,5%, fue una elección entre una opción "muy mala" y otra "muy, muy mala".

La inestabilidad financiera también se nota en la calle. Varias distribuidoras rusas han paralizado las ventas de automóviles debido al desplome del rublo, informó el periódico Kommersant. “Las ventas fueron suspendidas debido a que no está claro a qué tipo de cambio se deben indexar los precios”, citó el rotativo a una fuente anónima de una de las distribuidoras.

Aunque no hay colas en los bancos, numerosos comercios que venden bienes de elevado precio y vinculados a la importación si registraban una afluencia insuitada de clientes, temerosos del alza de precios derivada de la depreciación del rublo. Apple ha suspendido las ventas vía Internet en el país.

Los efectos secundarios del caos de ayer ya se notan en otros mercados. El fondo de  emergentes de Pimco, que tenía invertidos el 21% de sus activos en Rusia, ha perdido un 7,9% en el último mes. En el mercado de opciones de Estados Unidos, todos los contratos alcistas sobre la divisa rusa han perdido todo su valor a los precios actuales; están valorados en unos 15.000 millones de dólares.

Medidas extraordinarias del Banco de Rusia

El Banco de Rusia ha tomado una serie de decisiones dirigidas a la estabilización del sector financiero ruso y ha adelantado que prepara medidas en coordinación con el Gobierno para la recapitalización del sector bancario en 2015, según ha anunciado la institución en un comunicado.

Entre las medidas presentadas, el Banco de Rusia introducirá una “moratoria temporal” en la exigencia de reconocer la pérdida de valor de las carteras de entidades de crédito y empresas, reduciendo la sensibilidad al riesgo de los partícipes del mercado.

La institución ha planteado además la mejora del mecanismo de suministro de liquidez en moneda extranjera a las entidades rusas, incluyendo la celebración de subastas adicionales si fuera necesario. A este respecto, la vicepresidenta primera del Banco de Rusia, Ksenia Yudaeva, subrayó que las nuevas medidas buscan la pronta estabilización del rublo.

“El Banco de Rusia está ampliando la provisión de fondos en moneda extranjera en respuesta a las preocupaciones de los bancos y las empresas con el objetivo de equilibrar la oferta y la demanda en el mercado de divisas”, indicó Yudaeva en declaraciones recogidas por la agencia rusa Tass.

Además, el Banco de Rusia ha decidido ampliar el rango de desviación permitido a los bancos rusos en las tasas de interés en los depósitos ofrecidos, que pasa a ser de 3,5 puntos porcentuales, en vez de los 2 puntos actuales.

El instituto emisor ruso ha informado además de que relajará los criterios por los que los bancos están obligados a provisionar determinadas pérdidas si estas se relacionan con el efecto de las sanciones impuestas a Rusia.

Por otro lado, la entidad presidida por Elvira Nabiullina considera la posibilidad de prestar asistencia financiera a la entidad de contrapartida de la Bolsa de Moscú con el objetivo de reforzar la confianza de los partícipes en el mercado.

“Para mantener la estabilidad del sector bancario en vista del alza de los tipos de interés y los riesgos de crédito de una ralentización de la economía rusa, el Banco de Rusia y el Gobierno de la Federación de Rusia preparan medidas para recapitalizar las entidades en 2015”, explicó la entidad.