Luz verde a los Presupuestos autonómicos de 2015

Junqueras apoya las cuentas de Mas y pide adelanto electoral

El presidente de Cataluña, Artur Mas, y el lider de ERC, Oriol Junqueras.
El presidente de Cataluña, Artur Mas, y el lider de ERC, Oriol Junqueras.

Nuevo guiño de ERC al presidente de Cataluña, Artur Mas, para tratar de alcanzar una senda común en el camino de la independencia. El partido republicano anunció que no presentará ninguna enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales de Cataluña para 2015, lo que de hecho significa que el presidente catalán logrará el apoyo necesario para sacar sus cuentas adelante y no tendrá que verse forzado a prorrogar los de 2014 ante la falta de apoyos políticos. Sin embargo, el gesto no es gratuito. El diputado de ERC en el Parlament y portavoz de asuntos económicos, Pere Aragonés, explicó que el apoyo está encaminado para que se convoquen unas elecciones constituyentes. “No va dirigido a aprobar unas cuentas imposibles de cumplir porque fían los ingresos a una negociación con el Ministerio de Hacienda, sino a no bloquear la situación de la Generalitat y fomentar un acuerdo que lleve a Mas a anunciar antes de acabar el año la convocatoria de elecciones”, remarcó.

La propuesta republicana pasa por aprobar una prórroga presupuestaria que contemple una ampliación de crédito que permita abonar las 14 pagas a los funcionarios y el coste de la recuperación de la jornada íntegra de los interinos, para lo que han registrado en el Parlament una proposición de ley de prórroga. El partido de Junqueras sostiene que los recursos para afrontar estos gastos extra podrían obtenerse de los 363 millones de euros menos en intereses de la deuda que pagará la Generalitat respecto a 2014, así como del aumento de recaudación por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (233 millones) y Sucesiones (93). Pese a no presentar enmienda a la totalidad a las cuentas, ERC sí ha registrado enmiendas parciales por lo que se reservan la posibilidad de retornar los Presupuestos al Govern entonces. “Podríamos hacer como el resto, pero nos mojamos y nos arremangamos”, defendió Aragonés, que subrayó que facilitar la admisión a trámite de las cuentas no implica un cheque en blanco sin plazos para CiU, sino que los republicanos se reservan la opción de rechazar las cuentas más adelante si no hay acuerdo.

Los republicanos entienden que, por calendario, aprobar los Presupuestos el 5 de febrero imposibilita unas elecciones catalanas en primavera, ya que, según sus cálculos, no podrían hacerse antes del 26 de abril “con las municipales ya convocadas y restando valor a unas plebiscitarias”. ERC propone la prórroga como paso previo a unas elecciones de las que surja un Govern que trabaje por la independencia antes de fin de año.