Ahorro fiscal: cosas que debe hacer un autónomo antes de fin de año

Entre ellas destacan comunicar el IVA de caja, transmitir elementos patrimoniales y repartir dividendos

Ahorro fiscal: cosas que debe hacer un autónomo antes de fin de año
EFE

Diciembre es sinónimo de hacer balance, sobre todo en el caso del colectivo que configuran los trabajadores autónomos. Si formas parte de él no olvides que estos días son los más adecuados para comunicar el IVA de caja, transmitir elementos patrimoniales y repartir dividendos, como ha confirmado en una entrevista a Territorio Pyme la abogada de Legátitas Begoña Villacis.

En este sentido, Villacis sostiene que diciembre es el mes en que un autónomo debe comunicar que se acoge al IVA de caja, en el caso de que no cuente con grandes empresas entre su cartera de clientes o tenga un problema de morosidad sostenido. Este concepto no es otro que el régimen que vincula el ingreso del IVA al momento en que el contribuyente lo cobre.

Esta medida se ideó para solucionar la falta de liquidez a la que estaban sometidos pymes y autónomos por tener que adelantar a la administración un IVA que no se había cobrado, puesto que la normativa sostenía “que el devengo se produce a la prestación del servicio o entrega del bien, y no al cobro del mismo”.

No obstante, para la abogada de Legálitas el problema se sitúa en que una vez el autónomo se ha acogido al régimen de IVA de caja se debe informar a los clientes de dicha adhesión, lo que le impide a estos decidir de dicho IVA hasta el efectivo pago de la factura, una postura que le puede motivar la pérdida de clientes, sobre todo si se trata de grandes empresas cuyo método de pago es de periodicidad trimestral.

De la misma forma, desde Legálitas sostienen que este mes es el más proclive para que los autónomos efectúen trasmisiones de elementos patrimoniales afectos, pertenecientes al inmovilizado material o inmaterial, puesto que pueden originar “ganancias o pérdidas patrimoniales que no se incluyen en el rendimiento neto de la actividad”. Para ello, señalan que se debe calcular siguiendo las reglas de cálculo de ganancia patrimonial del IRPF.

Asimismo, Villacis también ha recomendado que diciembre es un buen momento para repartir dividendos debido a la “inminente desaparición de la exención de tributar en el IRPF por los primeros 1.500 euros obtenidos en concepto de dividendos”. Así, ha advertido que una vez finalice este mes los mismos estarán obligados a tributar el 100% de su valor.

¿Esperar, para qué?

Por último, desde Legálitas también han recomendado a los autónomos esperar para llevar a cabo otro tipo de procedimientos en materia de ahorro fiscal, dado que la reforma fiscal no entrará en vigor hasta el próximo mes de enero.

En este sentido, sostienen que son “muchos” los aspectos de esta normativa que benefician a autónomos y pymes, entre los que destacan las rebajas de retenciones, la ampliación de determinadas deducciones, como las aportaciones a las mutuas, las rebajas del tipo de sociedades del 30% al 28% y las reservas de nivelación.