Para compensar a CC AA y ayuntamientos

El Gobierno cobrará una tasa por sacar petróleo

Los dueños de los yacimientos recibirán un 1% del valor de la producción

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, con la intervención de Soraya Sánz de Santamaría, vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno y José Manuel Soria, ministro de Industria.
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, con la intervención de Soraya Sánz de Santamaría, vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno y José Manuel Soria, ministro de Industria. EL PAÍS

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha comparecido para dar cuenta de una batería de medidas energéticas que habían sido aprobadas previamente por el Consejo de Ministros. La más importante es la creación de un nuevo tributo a la exploración y producción de hidrocarburos, cuyo objetivo es impulsar y favorecer las prospecciones, tanto de hidrocarburos convencionales como no convencionales (shale oil y shale gas). 

Según explicó el titular de Industria, la base imponible del nuevo impuesto será “el valor de la producción” y se establece un mecanismo para que dichos recursos reviertan a las comunidades autónomas y los municipios próximos al yacimiento. El Gobierno cumple así con la promesa de compensar con fondos públicos a Canarias por las polémicas prospecciones que realiza Repsol frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote.

Esta y otras medidas suponen una modificación de la Ley de Hidrocarburos a través de un proyecto de ley que deberá tramitarse en el Parlamento. Pero no es la única. Con el fin de desbloquear la exploración mediante la técnica del fracking, se establece que los propietarios de los terrenos en cuyo subsuelo se descubra gas o petróleo, recibirán cada año un 1% del valor de la producción.

De esta manera, se compensa el perjuicio que supone para los propietarios estos hallazgos ya que en España (y Europa), los dueños del suelo no lo son del subsuelo y en lugar de suponer una ventaja, como en Estados Unidos que sí lo son, es un serio perjuicio pues le son expropiadas las tierras.

Por otro lado, se incrementa el canon de superficie que pagan ahora los operadores y se crean otros nuevos por realizar sondeos y sísmicas (esto no afectaría a las prospecciones de Repsol en Caanrias, pues ya se han iniciado).

Otros cambios de la norma tienen como fin fomentar la competencia en el sector del gas natural, del GLP y del petróleo, así como combatir el fraude en la distribuciñon de carburantes. Así, se crea un mercado organizado del gas (hub)para lograr precios más competitivos y se amplía el número de agentes que pueden realizar las inspecciones técnicas de las instalaciones de gas: cualquier instalador habilitado podrá realizarlas y no solo los ditribuidores. Asimismo, se fomenta la entrada de nuevos comercializadores mediante el reconocimiento mutuo de licencias para comercializar gas con terceros países, previo acuerdos.

En cuanto al GLP(butano y propano) y el gas natural, se prohibirá la duplicidad de las instalaciones por canalización, lo que encarecería el precio a los consumidores. Y se fomentará la canalización en las zonas que aún no cuentan con gas, dando preferencia a los nuevos entrantes de GLP por canalización. Sobre estos gases, se obligará a los comercializadores a granel a que suministren a todo el que lo solicite, “siempre que se encuentre en la misma provincia”.

En su comparecencia, Soria dijo estar “muy vigilante” por el diferencial entre el margen que obtienen las petroleras en la venta de gasolina y gasóleo en la UE y en España, donde es más alto. El ministro recordó que los cambios en el mercado de carburantes aprobados en febrero han dado sus frutos: hay 317 nuevas gasolineras independientes, sobre todo en grandes ciudades, donde hay diferencias entre cuatro y seis céntimos por litro.

Queda desbloqueado el ‘hub’ de gas natural

Una de las modificaciones aprobadas el viernes hace referencia al mercado secundario del gas (o hub), que, aunque ya funciona desde hace medio (ha intermediado un total 6,5 TWh), requiere de un marco institucional definido en la Ley de Hidrocarburos, que es la que establece quienes son los sujetos del sistema del gas. Más concretamente, era necesario cambiar la ley para convertir el hub en un mercado que fije precios de referencia y favorezca las interconexiones para integrar los mercados del sur con los del centro de Europa.
El Iberiangashub (IBGH), cuyos promotores fueron en 2012 el Ente Vasco de la Energía (EVE), Kutxabank y Enagás, tiene entre sus accionistas a Caixabank, el Instituto Catalán de la Energía (ICAEN) Iberdrola, Gas Natural, Repsol, Endesa, EDP, Eon y Nexus, así como al operador del mercado ibérico, Omie, y BME Bolsas y Mercados. Salvo las dos entidades financieras, con un 19% y un 15%, respectiovamente, los operadores tienen el 5,16%.
El operador del Mibel y Omiclear gestionarán la plataforma del mercado a corto plazo, mientras que IBGH se ocupará de los mercados y la operación del hub. Queda por ver si la ley obliga a sacar a concurso la operación de este mercado, o se mantiene el acuerdo que mantienen la sociedad y Omie.
Este tipo de mercados son habituales en Europa, en algunos casos muy relevantes, como el TTF de Holanda o el NBP de Reino Unido. Pero la diferencia entre estos hubs y el de Estados Unidos, el Henry Hub, es que por este pasa todo el gas que se comercia, es un índice, mientras que en Europa, donde la mayor parte de las transacciones se realizan mediante contratos bilaterales, los hubs son mercados secundarios donde se venden y compran los excedentes.
Aunque el germen del proyecto fue local, el llamado Bilbao Hub Gas, los gobiernos español y portugués han optado por un hub ibérico, que se consolidará cuando se modifique la norma.