Convierte su proyecto en millonario sin invertir un minuto en marketing

Esta joven emprendedora ha demostrado que se puede ir a contracorriente en la era del marketing digital y las redes sociales, convirtiéndose en multimillonaria gracias, en parte, a una estrategia bastante inusual.

Tener éxito como emprendedor sin utilizar el marketing

Adaptación del texto original publicado por Annie Pilon en Small Business Trends

Cuando el nombre de un emprendedor se hace familiar, por lo general significa que ha conseguido algo bastante importante. Sin embargo, en los planes de Elizabeth Holmes no se encontraba la notoriedad, sino que, por el contrario, parte de su estrategia se basaba más bien en evitar llamar demasiado la atención.

La empresa de Holmes, Theranos, desarrolla una tecnología que permite realizar pruebas de diagnóstico utilizando una sola gota de sangre, que además se extrae del dedo con un pinchazo indoloro. Se trata de una solución mucho menos costosa y más atractiva que las disponibles actualmente. Podría suponer un enorme impacto en el sector sanitario mundial.

Holmes deseaba crear un tipo de tecnología completamente novedosa para la atención sanitaria del consumidor. Pero, para conseguirlo necesitaba mantener en secreto su progreso durante el mayor tiempo posible, evitando ser descubierta por la competencia.

Todo esto implicó que tanto ella como su equipo tuvieran que trabajar en la creación de una tecnología actual y en la estructura de su empresa sin tener en cuenta factores tales como el marketing. En la era de las redes sociales y los "realities" televisivos con los que a menudo se asocia la fama y el éxito, podría haberle sido especialmente tentador el cambiar de táctica. Pero ha sido solo recientemente cuando Holmes ha empezado a tener algún contacto con los medios de comunicación y ha agradecido la atención pública.

Se trata sin duda de una estrategia muy poco común, pero para esta industria en particular, parece haber sido verdaderamente necesaria, aparte de todo el trabajo realizado.

Como pequeña empresa frente a grandes competidores como Quest y LabCorp, el secreto tan bien guardado ha demostrado ser decisivo en gran parte de su éxito. La empresa de Holmes está actualmente valorada en unos 9 mil millones de dólares. Holmes posee una participación del 50 por ciento de la misma, lo que la convierte en la empresaria más joven en hacerse multimillonaria con su propio esfuerzo.

"Si he podido demostrar que en este país, una chica de 19 años puede abandonar los estudios y crear algo así, entonces debería haber otras chicas haciendo lo mismo", declaró Holmes recientemente al San Jose Mercury News.