Macquarie negocia con el ex consejero delegado de Enel

Fulvio Conti se perfila como presidente de Eon España

Fulvio Conti, ex consejero delegado de Enel.
Fulvio Conti, ex consejero delegado de Enel.

El nuevo propietario de la exfilial española de Eon, el fondo australiano Macquarie, ha propuesto a Fulvio Conti como presidente de la compañía que acaba de adquirir y, según fuentes conocedoras del proceso, este habría aceptado el nombramiento. Conti, que fue relevado como consejero delegado de Enel el pasado mes de abril, conoce bien Eon España, pues no en vano esta había sido propiedad de Enel entre el año 2002, en que se la compró a Endesa (y pasó a denominarse Enel Viesgo), y junio de 2008, cuando el grupo italiano se la vendió a la alemana Eon en el marco del proceso de paz que puso fin a las opas de Endesa.

Tras ser destituido como consejero delegado de Enel, cargo que ocupó durante nueve años y en el que fue sustituido por Francesco Starace, Conti había manifestado en sus círculos más allegados su intención de seguir en activo. El exejecutivo relevaría en el cargo a Miguel Antoñanzas, máximo ejecutivo de la energética cántabra desde la época en que fue propiedad de Enel y que continuó con Eon tras su desembarco.

Fuentes empresariales aseguran que Macquarie ha recurrido a un head hunter para la selección y que ha buscado a un veterano del sector. En este sentido, ha circulado también el nombre de Rafael Miranda, ex consejero delegado de Endesa. Una de las ventajas de Fulvio Conti (1947) para el nuevo accionista de la filial española de Eon es “lo bien que se maneja en los círculos financieros de Londres”. Una experiencia adquirida en los años como consejero delegado del grupo público italiano, que tiene un 70% de su capital en manos de inversores financieros. Y que se complementa con su perfil netamente político, que ha quedado patente tras su salida al hilo de las decisiones puramente financieras que ha adoptado su sucesor en Endesa, con la segregación de Enersis, el reparto de varios dividendos extraordinarios y la colocación de un tercio del capital en Bolsa.

Operación

El fondo de infraestructuras de Macquarie, en alianza con una filial del fondo soberano de Kuwait, Wren House Infrastructure (con un 60% y un 40%, respectivamente) anunció recientemente la compra del 100% de los negocios de Eon en España y Portugal por 2.500 millones de euros, incluida la deuda. La operación incluye una compañía eléctrica integrada que opera en los segmentos de distribución (32.000 kilómetros de red en España) y generación (una capacidad instalada de 4.000 MW en plantas convencionales y renovables) así como en el de suministro de electricidad y gas, con alrededor 650.000 clientes en los mercados liberalizados y regulados.

Aunque fuentes del sector coinciden en que la intención de Macquarie es segregar la pequeña compañía adquirida a Eon, para rentabilizarle en pocos años y venderla, tras conocerse el acuerdo, se definió como “un inversor a largo plazo”, cuya “intención es respaldar al equipo directivo en el desarrollo de estos negocios en beneficio de las comunidades en las que operan”. Para Wren House Infrastructure, el negocio adquirido cuenta con una interesante plataforma integrada, con una envergadura considerable, que incluye actividades de generación, distribución y suministro y supone una gran oportunidad para esta compañía.

La exfilial cambia de nombre

Una vez que se produzca el relevo del equipo directivo, Macquarie Infrastructures procederá al inevitable cambio de nombre de Eon España, que podría dividirse en dos sociedades, una con los activos de renovables y otra, con el resto de negocios. La operación necesita ser comunicada a la CNMC por tratarse de activos regulados, si bien, no ha requerido de su autorización previa. Es la primera vez que un fondo de inversión pasaría a gestionar en España redes de distribución eléctrica. Ya en su día, Morgan Stanley compró redes de gas en Madrid a Gas Natural dentro del proceso de toma de control de la antigua Unión Fenosa. Asimismo, está sujeta a la aprobación de la autoridad de la Competencia de la UE. El proceso se cerrará a principios de año.

Eon anunció la venta de sus negocios en el sur de Europa (sigue en marcha la venta de Eon Italia), enteros o por partes, a finales de 2013 y fue este verano cuando se formalizó el proceso con la entrega del cuaderno de venta. En el caso de los activos italianos, se encuentran en la pugna la petrolera ERG e inversores chinos.