El Gobierno catalán dice que gestionará los terrenos

Bañuelos se desmarca del proyecto de casinos de la Generalitat

Enrique Bañuelos, Andreu Mas-Colell, Isidre Fainé, y Artur Mas el día de la presentación de BCN World.
Enrique Bañuelos, Andreu Mas-Colell, Isidre Fainé, y Artur Mas el día de la presentación de BCN World.

El inversor Enrique Bañuelos dejará de liderar el proyecto de juego y ocio patrocinado por la Generalitat conocido como BCN World. Bañuelos, a través de su sociedad Veremonte, que ha tratado en los dos últimos años de convencer a inversores de medio mundo de participar en el complejo, pasará ahora a formar parte del grupo de empresas comprometidas con el mismo, pero dejará de encabezarlo. "Ya no es el principal promotor, sigue vinculado, pero ahora habrá que negociar quien quiere liderarlo", indicaron fuentes cercanas al empresario.

Veremonte ha informado el miércoles a través de un comunicado que ha decidido no ejecutar la opción de compra de terrenos sobre los que se ubicaría BCN World, propiedad de La Caixa, con un precio de 377 millones de euros. "A día de hoy Veremonte ha decidido no ejercer la opción de compra sobre los terrenos de La Caixa", ha comunicado.

Un paso clave en la construcción del macrocomplejo de juego y ocio que la Generalitat anunció a finales de 2012 era la adquisición por parte de Enrique Bañuelos de los terrenos. El 7 de septiembre de 2012, en plena pugna con Madrid por atraer la inversión deseada de Las Vegas Sands en España, Eurovegas, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció el proyecto BCN World acompañado de Bañuelos y del presidente de La Caixa, Isidre Fainé.

BVN World "sigue recibiendo el interés por parte de nuevos grupos de inversores y operadores, lo que confirma su sentido estratégico y su viabilidad para convertirse en uno de los principales complejos de ocio de Europa", asegura la sociedad de Bañuelos, que recuerda que "hasta la fecha", el proyecto está integrado por "las empresas Veremonte, Melco, Hard Rock, Ceasars, Value Retail, Meliá y Port Aventura".

Según explicó ese mismo día 7 de septiembre a Cinco Días el consejero delegado de Veremonte, Xavier Adserá, expresidente de Natraceutical, los promotores del proyecto Barcelona World tenían ya asegurados unos 800 millones, que se desembolsarían una vez que los terrenos sobre los que se levantara el nuevo complejo fueran recalificados. Una vez dado ese paso, el grupo Veremonte y sus socios comprarían los terrenos a La Caixa "por una cantidad que no vamos a desvelar", señaló Adserá.

Veremonte asegura en su comunicado que el pasado 27 de noviembre se obtuvieron tres de las cuatro pre-calificaciones del Departamento de Economía de la Generalitat de Catalunya en el concurso público de casinos a desarrollar en el territorio de Vilaseca y Salou, "lo que implica la validación por certificación técnica y financiera por un importe total de 1.200 millones de euros, demostrada mediante acreditación bancaria". Value Retail otro de los operadores vinculados a BCN World "confirmó recientemente una inversión en el proyecto de 200 millones de euros". La sociedad añade que durante el periodo de definición del plan director urbanístico "es intención de las sociedades precalificadas vinculadas a BCN World seguir trabajando en el diseño de de cada uno de los resorts integrados".

La Generalitat sigue adelante

El conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha anunciado que el Govern firmará el jueves con La Caixa una opción de compra de un año y medio de duración por la que el Institut Català del Sòl (Incasòl) gestionará los terrenos del Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca y Salou donde debe ubicarse BCN World mientras se concretan los inversores.

Mas-Colell ha afirmado que el procedimiento para construir el macrocomplejo de turismo y ocio se enmarca en la "continuidad y normalidad, conforme estaba previsto", que ya se ha hecho la ley de juego y se ha iniciado el proceso de licencias de casinos, y está en trámite el plan urbanístico, que se prevé aprobar a primeros de julio de 2015, informó Ep.

El Govern calcula que el proceso de adjudicación de las licencias quedará cerrado "dentro de un año", y será a partir de entonces cuando los elegidos adquieran la propiedad del suelo. Mas-Colell ha señalado que Veremonte está presente en dos de las candidaturas preseleccionadas, por lo que "su implicación en el proyecto continúa".