Editorial

Cuentas claras con los impuestos

El responsable de los impuestos en el Gobierno, Cristóbal Montoro, destacó este viernes tras el Consejo del Ministros que la política tributaria del Ejecutivo tiene “un amplio contenido social”, dado que con la reforma fiscal el IRPF bajará para todos los contribuyentes desde este enero. Lo cierto y verdad es que, en los siete lustros largos de democracia, los impuestos nunca habían subido tanto y en tan poco tiempo como durante los primeros años de esta legislatura del primer Gobierno Rajoy. La rebaja tributaria en el IRPF y Sociedades que incorpora la reforma fiscal que acaba de aprobar el Gobierno no compensa los incrementos impositivos adoptados antes. Desde 2012, primer año de Rajoy en La Moncloa, hasta el presente ejercicio, los contribuyentes han visto subir su recibo tributario en casi 26.500 millones. Tras la rebaja de impuestos por la reforma y otras medidas, esta subida dará lugar a un saldo de 18.000 millones más de impuestos. Y este aumento de presión fiscal es mayor si se incluyen los incrementos aprobados por comunidades autónomas y ayuntamientos. Tal política, en la que la subida del IVA ha sido la figura más destacada, ha sido necesaria hasta ahora para cuadrar las cuentas. Es momento, intereses electoralistas aparte, del desahogo de los bolsillos de los ciudadanos. Al final, se traducirá en crecimiento.