Vende por 300 millones 70 inmuebles a WP Carey

Andalucía realiza la mayor venta de edificios públicos en España

Susana Díez, presidenta de la Junta de Andalucía.
Susana Díez, presidenta de la Junta de Andalucía.

La Junta de Andalucía ha acordado con el grupo estadounidense WP Carey la venta de 70 edificios de su propiedad por 300 millones de euros en una operación de sale and leaseback, lo que significa que la Junta permanecerá como inquilino de los edificios, durante 20 años, pagando anualmente una renta, de 23,6 millones. Se trata de la mayor venta de inmuebles sacados al mercado hasta ahora por Comunidades Autónomas.

La operación "demuestra la confianza en Andalucía de los inversores extranjeros y rebela un uso dinámico del patrimonio de la administración, que se utiliza en etapas de crisis cuando los servicios públicos lo necesitan y se recupera en etapas de crecimiento económico", han informado en una nota la Junta y CBRE, la mayor consultora inmobiliaria del mundo, que ha asesorado la operación.

Los inmuebles vendidos, que disponen de 949 plazas de aparcamiento asociadas, están situados en las ocho provincias andaluzas, el 92% ubicados en las capitales y en su mayoría situados en zonas céntricas. Ninguno está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Sevilla concentra el 36% de los edificios, que representan el 44% de la superficie total, ya que aglutina los servicios centrales de la Administración andaluza. En concreto, 25 inmuebles se encuentran en Sevilla, nueve en Huelva, ocho en Cádiz, el mismo número en Córdoba, siete en Jaén, cinco en Almería y en Málaga, y tres en Granada.

WP Carey ha realizado la compra a través de su filial en España, Inversiones Holmes. La entidad adjudicataria ya ha depositado la fianza de 15 millones de euros correspondiente al 5% del valor total de la operación. La venta dispone del informe favorable de la Intervención General de la Junta de Andalucía y del Gabinete Jurídico. En los próximos días se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la orden de adjudicación firmada por la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, y posteriormente se firmarán las escrituras de compraventa y los contratos de arrendamiento.

La Junta de Andalucía lleva desde 2011 tratando de efectuar la operación. Ese año intentó vender inmuebles que ocupan 300.000 metros cuadrados, frente a los 259.000 metros cuadrados que ocupan los vendidos ahora. El fracaso del anterior proceso de venta se debió, según explicó a principios de este año el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, a que los interesados no lograron finalmente financiación para llevar a cabo la operación.

En esta ocasión la Junta ha vendido los inmuebles mediante un sistema de adjudicación directa tras negociar con varios inversores interesados. El pasado mes de junio trató de efectuar la venta a través de un concurso público, pero la comisión técnica rechazó todas las ofertas por considerar que incumplían los requisitos exigidos. En particular, no se entregó la aportación del resguardo acreditativo de haber constituido la garantía del 5% del precio mínimo de venta fijado.

Patricio Palomar, director de Office Advisory y Alternative Investment de CBRE España, señala en un comunicado que la llegada de un inversor “considerado tan core como W.P. Carey a Andalucía, abre el camino para futuras transacciones en otros segmentos del mercado”. Palomar señaló que tras esta operación “no tardarán en llegar otros que desean seguir los mismos pasos”.

Venta pública

Distintos organismos públicos han anunciado en los últimos años ambiciosos programas de venta de inmuebles con desigual resultado.

El Ministerio de Hacienda comunicó en 2012 un plan de enajenación de activos entre 2013 y 2015 que contemplaba la venta de 4.681 fincas rústicas; 65 edificios de oficinas;131 solares; 162 inmuebles de viviendas; 24 locales. El plan incluye activos de diversos ministerios y otros organismos como Defensa.

La Comunidad de Madrid aspiraba a vender este año activos por 600 millones. La Generalitat de Cataluña pretendía vender inmuebles durante 2014 por 400 millones.

La quinta mayor operación de oficinas en una década

Según estimaciones de CBRE, la mayor consultora inmobiliaria del mundo, la venta de la Junta es la quinta mayor operación de edificios de oficinas por volumen en diez años. Las cuatro mayores han sido la venta de Ciudad Financiera de Santander a Propinvest; la de Torre Repsol a Bankia; la de edificios de BBVA a GMP; y la de Torre Picasso por FCC a Ortega. También es la mayor transacción inmobiliaria realizada este año en Andalucía, por delante de la venta de Sotogrande, en Cádiz, a Cerberus y Orion por cerca de 225 millones.

“Esta operación posiciona a Andalucía como la tercera región donde más capital se ha invertido en el sector inmobiliario terciario en España recogiendo un 12.5% del total invertido en España en lo que llevamos de ejercicio”, señaló CBRE. “Desde 2008, solo el 3% del total invertido en España tenía lugar fuera de Madrid o Barcelona, pero tras esta transacción, la cuota en mercados de segundo nivel en el contexto nacional podría subir hasta el 9%”.

La primera inversión por volumen del año de Carey

WP Carey tiene un valor de mercado cercano a los 10.000 millones de dólares (salió a Bolsa en Nueva York en 1998), y gestiona activos valorados en aproximadamente 8.600 millones de dólares, 6.992 millones de euros. La compañía estadounidense fue creada en 1973 por W. Polk Carey, fallecido en 2012, y ha contado entre sus directivos con el Premio Nobel de Economía, de 1980, Lawrence Klein.

La adquisición de los edificios públicos andaluces es la mayor operación realizada por la firma en España. Hasta ahora había adquirido establecimientos de Eroski, también en operaciones de tipo sale and leaseback.

Además es la mayor inversión del año realizada por WP Carey. Según las notas de prensa publicadas durante 2014 por la compañía estadounidense, las mayores inversiones hasta la fecha han sido la compra de la sede de Bank Pekao en Polonia, por 158 millones de dólares, y la adquisición de la sede del grupo Total en Noruega, por 114 millones de dólares, ambas en sale and leaseback.