Primera visita a Cataluña tras el 9N

Rajoy: "Mas no tiene derecho a hablar por todos los catalanes"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visita hoy Cataluña por primera vez tras la consulta del 9 de noviembre, aprovechando unas jornadas sobre buen gobierno municipal. En el acto de clausura, Rajoy ha asegurado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "no tiene derecho a hablar en nombre de toda Cataluña" porque "ha decidido ignorar a dos tercios de los catalanas. Es una región muy plural".

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que Mas ha agitado el programa independentista para proclamar "la Arcadia feliz, mientras tenía la casa sin barrer" y ha defendido que lo que más necesita Cataluña es alguien que quiera gobernar "que no es hablar de pueblos, sino luchar contra el paro. No hay que ser muy inteligente para entender esto".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recordado que ha estado 16 veces en Cataluña desde que ocupa el cargo y 117 desde que preside el PP, y ha felicitado al PP catalán y sobre todo a la líder, Alicia Sánchez Camacho, por defender sus planteamientos “con la valentía que otros no han tenido”.

“Me preocupo y me ocupo de los problemas de los catalanes”, ha dicho entre aplausos al iniciar su discurso de clausura de unas jornadas del PP en Barcelona, mientas ha contabilizado ante los asistentes sus propias visitas a Cataluña, para rebatir a quienes le reprochan sus ausencias en la comunidad.

Ha elogiado en concreto el trabajo de la líder del PP catalán frente al proceso soberanista: “Especialmente a ti, Alicia, que siempre has estado a la altura, aguantando muchas cosas, muchísimas. Has defendido los planteamientos de una gran mayoría de catalanes”.

Mariano Rajoy ha pronunciado este discurso ante la plana mayor del Partido Popular. Los presidentes de Madrid (Ignacio González), Galicia (Alberto Núñez Feijóo), Castilla-La Mancha (María Dolores de Cospedal), La Rioja (Pedro Sanz)... así como la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.

Las jornadas municipalistas celebradas en Barcelona este fin de semana y que Rajoy clausura este sábado también han servido precisamente para que la dirección del PP haya agasajado al PP catalán, después de que entre los populares catalanes cundiera cierto malestar por que finalmente se pudiera celebrar el proceso participativo del 9N aunque Rajoy había prometido que no se iba a votar.

En el acto que el PP catalán celebró el mismo 9N en Barcelona, se multiplicaron los corrillos de dirigentes comentando la jornada y, según varias fuentes populares, hubo quienes aseguraron que se sentían “abandonados” por el Ejecutivo central por no haber impedido que se celebrase el proceso participativo.