El BOE publica la reforma fiscal para autónomos y pymes

Alrededor de 20 millones de contribuyentes serán beneficiados por la reforma

El ministro de hacienda, Cristóbal Montoro. EFEArchivo
El ministro de hacienda, Cristóbal Montoro. EFE/Archivo EFE

La reforma fiscal se ha publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado. La misma entrará en vigor en enero e incluye distintas aportaciones de los grupos parlamentarios, que tienen como propósito impulsar la creación de empleo y el crecimiento económico, además de mejorar la competitividad empresarial. Autónomos y pymes son algunos de los colectivos beneficiados.

En este sentido, los autónomos notarán a partir del mes de enero una rebaja del IRPF que implicará la bajada de retenciones de mayor calado del total de medidas aplicadas. Así, aquellos profesionales con rentas inferiores a 15.000 euros anuales han visto reducido desde el pasado mes de julio el tipo de IRPF del 21% actual al 15%.

Del mismo modo, los autónomos con rentas mayores también se beneficiarán de reducciones. En concreto, del 21% al 19% en 2015 y un punto menos a partir de 2016. Esta reducción se ha acelerado en el trámite parlamentario, pues el proyecto contemplaba una rebaja de un punto el próximo año y de dos, en 2016.

Asimismo, la reforma fiscal incluye el derecho a una deducción del 100% por aportaciones a mutuas y mantiene el gravamen reducido del 15% para nuevas empresas, el cual estaba presente ya en la Ley de Emprendedores.

Cambios en las pymes

Con respecto a las modificaciones que registrarán las pequeñas y medianas empresas, la reforma fiscal incluye cambios en el impuesto sobre sociedades, que incluye una reducción de tributación. Así, la bajada será de dos puntos (de 30% al 28%) en 2015, y de tres puntos menos en 2016.

En paralelo, las pymes también tendrán acceso a una nueva reserva de nivelación. Así, se produce una minoración del 10% de la base imponible en aquellas facturaciones que no superen el millón de euros. De la misma manera, la cantidad se verá compensada con bases imponibles negativas en cinco años.

De hecho, aquellas pequeñas y medianas empresas que apliquen sendas medidas podrán reducir su tipo hasta alcanzar el 20%. Asimismo, el trámite parlamentario ha establecido que se mantiene el régimen especial de entidades de reducida dimensión. La libertad de amortización se encuentra entre los beneficios a las pymes, consecuencia del mantenimiento del régimen especial de entidades de reducida dimensión.