Es el importe que las grandes eléctricas podrán titulizar

La CNMC calcula en 3.540 millones el déficit de tarifa definitivo de 2013

La CNMC aprueba la liquidación complementaria del sistema en 2013

El presidente de la CNMC, José María Marín.
El presidente de la CNMC, José María Marín. Efe

La sala de regulación de la CNMC aprobó ayer la liquidación complementaria del sistema eléctrico correspondiente a 2013, de la que ha resultado un déficit de tarifa definitivo de 3.540 millones de euros. Se trata de una liquidación relevante pues, una vez aprobada, las cinco grandes compañías eléctricas ya saben cuál es el importe exacto de la deuda que podrán titulizar en el mercado, de acuerdo con las condiciones que figuran en un real decreto que tramita el Ministerio de Industria.

La Ley del Sector Eléctrico aprobada en diciembre del año pasado reconocía un déficit tarifario (el que financian las empresas en tanto lo titulizan) de hasta 3.600 millones de euros. En la última liquidación provisional de 2013, la que realizó el órgano regulador en marzo de este año, resultó un desajuste de 3.188 millones de euros. Finalmente, en la complementaria, esta cifra se ha acercado más a los 3.600 millones de euros que admitía la ley. La gran diferencia entre las dos liquidaciones se debe, según fuentes del sector, a que el regulador ha reconocido 140 millones de euros en aplicación de una antigua sentencia del Tribunal Supremo sobre la minoración de los ingresos por derechos de emisión de CO2 que las eléctricas recibieron gratuitamente. De esa cantidad, 115 millones corresponden a Iberdrola.

Este aumento del déficit también se explica porque, de las primas de las renovables cobradas a cuenta desde julio de 2013 hasta junio de este año en que entró en vigor la nueva retribución basada en parámetros, una parte han resultado a devolver en el caso de algunas instalaciones termosolares y fotovoltaicas. También por la liquidación de los sistemas extrapeninsulares de 2011.

Se trata de la última deuda eléctrica con cargo en solitario a las empresas de Unesa (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Eon) y que estas podrán titulizar. Según la normativa derivada de la reforma eléctrica, desde enero de 2014 los desfases del sistema los financiarán todos los grupos verticalmente integrados, además de estas compañías otras muchas de pequeño tamaño que tengan actividad de generación, distribución y comercialización.

Además, existe un techo permitido de déficit (un 2% de los ingresos del sistema en un año o un 5% en total) a partir del cual se activa un mecanismo automático de subida de los peajes. Así, si este año se produce un déficit por encima de ese 2% (unos 380 millones de euros), el Gobierno deberá subir los peajes de acceso a los consumidores. Sin embargo, la norma encierra un truco ya que, como la liquidación definitiva del sistema de un año se cierra en diciembre del siguiente, el incremento de la factura por un hipotético déficit este año no se aplicaría hasta 2016.

Titulización

Sea como fuere, las eléctricas se disponen ya a colocar la deuda de 2013, que fue causa de un fuerte enfrentamiento entre el sector y el Ministerio de Industria. Este remitió el verano pasado a la CNMC un proyecto de real decreto con la metodología para titulizar la deuda. En un principio, Industria propuso como fórmula para fijar el tipo de interés el bono del Tesoro a ocho años y un diferencial de 85 puntos básicos a lo largo de los 15 años en que se recuperará la deuda vía factura de la luz. A 15 de agosto, ello suponía un tipo de interés del 3,001%, lo que supone el pago de una anualidad fija de 302 millones por parte del sistema hasta 2028.

Tras las protestas de las eléctricas, que consideraron que era insuficiente para poder colocar toda la deuda, ministerio se ha mostrado dispuesto a ajustar el diferencial.