Beneficiará a 400.000 personas

Hungría aprueba una ley que ahorra un 30% de la hipoteca

Un hombre pasa delante de una inmobiliaria
Un hombre pasa delante de una inmobiliaria EFE

El Parlamento de Budapest ha aprobado hoy una ley que posibilita que unas 400.000 personas se libren de sus hipotecas en divisas, transformándolas en créditos en la moneda nacional, lo que puede suponer un ahorro de hasta el 30 % en las cuotas mensuales, según el Gobierno.

La nueva ley establece un cambio fijo que será determinado a partir del 1 de enero de 2015 por el Banco Nacional y que evita el alto coste que supone para muchas familias el pago de las hipotecas en moneda extranjera.

Cientos de miles de húngaros contrataron hipotecas en divisas, especialmente en francos suizos, cuyas cuotas de devolución se dispararon en los últimos años al devaluarse el forinto, la moneda nacional, un 70%.

El pasado septiembre el Parlamento ya aprobó una ley que obligó a los bancos a devolver 3.200 millones de euros a quienes contrataron una hipoteca en divisa extranjera, al considerar abusivo el tipo de cambio y los intereses que se les aplicaron.

En julio, el Parlamento anuló los intereses y tasas de cambio utilizados por los bancos en esas hipotecas, imponiendo unos tipos fijos.

El ministro de Economía, Mihály Varga, ha estimado que unos 400.000 hipotecados podrán optar a transformar sus hipotecas en divisas por otras en forintos, para librarse de los altibajos en la cotización.

Todas estas medidas legales significan que los hipotecados en divisas se ahorrarán entre un 25 y un 30 % en las cuotas mensuales de devolución del préstamo.

El Parlamento aprobó hoy otra ley que limita las posibilidades de los bancos de modificar unilateralmente contratos vigentes y que les obliga a informar correctamente a sus clientes.

Los bancos húngaros han protestado por estas medidas y se han defendido diciendo que siempre han ofrecido sus productos conforme a la legislación vigente.