España es denunciada por dificultar con impuestos los cambios de sede

Según ha informado Asinver

Impuestos para los cambios de residencia o sede de la empresa

España ha puesto en marcha un gravamen en la reforma fiscal sobre las ganancias patrimoniales por cambio de residencia, es decir, un impuesto de salida o llamado “exit tax" por el que se cobra a una empresa o individuo que cambien su sede de negocios o su residencia. Ante este hecho, la Asociación Europea de Inversores Profesionales (Asinver) ha denunciado a España ante la Comisión Europea. La asociación considera que es una forma de vulnerar la libertad de movimiento y contradice el derecho comunitario de la Unión Europea.

Nuevo apartado dentro de la ley del IRPF

Esta denuncia, además, solicita que se inicie un procedimiento de infracción contra nuestro país por considerar que la nueva ley vulnera los artículos 18,39 y 43 del Tratado de Roma y contradice los derechos fundamentales de libertad y movimiento propios de la Unión Europea. La ley consiste en un nuevo artículo, el 95 bis, dentro de la ley del IRPF (se aprobó el pasado día 20 y se pretende que entre en vigor el 1 de enero de 2015) se ha añadido un apartado en el que se grava las ganancias patrimoniales por cambio de residencia.

Ansiver denuncia la nueva ley

La Asociación Europea de Inversores Profesionales (Asinver), considera que el nuevo impuesto aprobado sólo tiene un “interés consfiscatorio” y según han afirmado desde la asociación, representa un “discriminación fiscal” con la libertad de movimiento y establecimiento. Se presupone que el cambio de domicilio es un fraude fiscal, sin sonsiderar que pueda tratarse de una extensión de negocio o la búsqueda de nuevas oportunidades dentro de la Unión Europea. Es una manera de frenar la expansión de las empresas y cortar la búsqueda de nuevos mercados, que puedan ayudar a las compañías a crecer e internacionalizarse. Desde la asociación destaca que “la medida aprobada no solamente ataca libertades fundamentales, sino que además representa un obstáculo tanto para los emprendedores y 'start up' españoles como para la llegada de inversión extranjera".