El ex primer ministro declara por segundo día

António Costa, líder del PS tras la detención de Sócrates

António Costa, líder del PS tras la detención de Sócrates

El candidato socialista a primer ministro y alcalde de Lisboa, António Costa, ha sido elegido nuevo secretario general del Partido, coincidiendo con el escándalo por la detención de uno de sus referentes, el ex primer ministro José Sócrates, hasta el viernes secretario general del PS.

 Sócrates fue detenido el viernes como sospechoso de fraude fiscal, blanqueo de capitales y corrupción. Pasó en dependencias policiales tanto la noche del viernes como la del sábado y ha sido interrogado en dos ocasiones Su abogado, João Araújo, no quiso hacer declaraciones ayer a la entrada del Tribunal Central de Instrucción Criminal, en el que también están llamados a declarar los otros tres detenidos en la misma causa.

Las investigaciones, según la Fiscalía, se centran en “operaciones bancarias, movimientos y transferencias de dinero sin justificación conocida y legalmente admisible”. Aunque se ha decretado el secreto de sumario, analistas y medios apuntan que las pesquisas se centran, entre otras cuestiones, en el origen de una fortuna de al menos 20 millones de euros del exjefe del Ejecutivo, y de otros tres millones de euros que supuestamente pagó Sócrates por un piso de lujo en París. Varios periódicos apuntan que el banco de capital público Caixa Geral alertó a las autoridades sobre movimientos de capitales sospechosos.

Costa, en su primer discurso como líder del partido, dijo que el PS, “respeta y respetará escrupulosamente” el trabajo y las decisiones de la justicia, y trabajará para construir una alternativa de Gobierno. El discurso del ya nuevo líder de la oposición reitera la línea marcada nada más altar el escándalo, cuando Costa pidió a los miembros de su partido no confundan solidaridad hacia el ex primer ministro con la acción política de su formación.