Lanza Nokia N, su primera tableta Android

Nokia ‘resucita’ su negocio de dispositivos móviles

Sebastian Nystrom, jefe de producto de la compañía, presenta la nueva tableta de Nokia.
Sebastian Nystrom, jefe de producto de la compañía, presenta la nueva tableta de Nokia.

Nokia no quiere quedarse fuera del lucrativo negocio de los dispositivos móviles, tras vender su unidad móvil a Microsoft el pasado año. Si hace unos días se conocía que el gigante estadounidense dejaba de utilizar la marca Nokia en sus móviles Lumia, ayer la compañía finlandesa anunció el lanzamiento de su Nokia N1, una tableta de 7,9 pulgadas con Android 5.0.

Con la operación de Microsoft, la multinacional nórdica se había focalizado en su negocio de redes, aunque no ha dejado de fabricar móviles sencillos. La compañía mantiene la marca Nokia, pero no puede vender smartphones de gama alta con su enseña hasta finales de 2016 y de gama baja hasta dentro de 10 años. Por eso, lo primero que va a comercializar es una tableta, que saldrá a la venta el próximo 19 de febrero a un precio de 250 euros más IVA, aunque todo apunta que la estrategia de Nokia pasa por seguir lanzando más productos en esta línea.

Nokia se ha aliado con Foxconn para fabricar la tableta y ha licenciado el diseño y la marca. Un movimiento que anticipa, según explica Gizmodo.es, la estrategia de la compañía: dejar que varios fabricantes monten y comercialicen su marca y modelos.

La tableta N1 se estrenará en China, el mayor mercado del mundo en la venta de dispositivos móviles, y después llegará a Rusia y otros países europeos. “Estamos encantados de volver a colocar en manos de los consumidores la marca Nokia”, aseguró Sebastian Nyström, jefe de producto de la compañía, que defendió que el N1 “es un gran producto para los fans” de la firma. Entre las novedades que tendrá, el dispositivo lleva una pantalla de inicio personalizada, Z Launcher, que aprenderá de los gustos del usuario y le sugerirá la compra de apps en función de otras que ya tenga instaladas en la tableta.

La nueva tablet de Nokia, que saldrá en color aluminio y gris, es muy fina (6,9 milímetros) y pesa 318 gramos. Su procesador es un Intel Atom de 64 bit a 2,3 GHz, lleva 32 GB de almacenamiento y 2 GB de RAM. El equipo, con el que la compañía busca resucitar su negocio de dispositivos móviles inteligentes y hacerse hueco en un mercado muy competitivo, incluye una cámara trasera de 8 megapíxeles y otra frontal de 5 MP.