Cómo utilizar la psicología del color para darle una ventaja a tu negocio

El color, como parte importante en la productividad

Los colores influyen el trabajo y la productividad

Bien porque te estés preguntando de qué color pintar la oficina, o bien porque desees rediseñar tu local de ventas, los colores que elijas pueden aumentar tus posibilidades de alcanzar tus metas. El color influye en las emociones y en el comportamiento humano en gran medida. Si deseas aumentar la productividad de tus trabajadores, o alentar a los compradores a gastar dinero, conocer los conceptos básicos de la psicología del color puede ayudarle a diseñar un espacio que maximizará tu potencial.

Hice una entrevista a Sally Augustin, Ph.D, para averiguar más sobre la psicología del color. Augustin es una psicóloga ambiental y una experta reconocida internacionalmente en el diseño basado en las personas. Augustin dirige Design With Science, donde enseña a la gente y a las empresas a hacer uso del color en su propio beneficio.

Cambia la percepción de la temperatura en la gente

El color de una pared puede cambiar realmente la forma en que una persona percibe la temperatura, según Augustin. Los colores cálidos, como el naranja, rojo y amarillo pueden hacer sentir que la temperatura de la habitación parezca más cálida. Los colores fríos, como el azul, verde y el púrpura luminoso hacen pensar que la temperatura es más fría.

En los negocios se puede utilizar todo esto como una ventaja, por el ahorro en gastos de calefacción y aire acondicionado. Por ejemplo, si vives en un lugar frío, pintar de un color cálido la entrada a tu local puede hacer que los clientes tengan la sensación de que tu establecimiento está unos cuantos grados más caliente. Lo que te permitirá mantener el ajuste de la temperatura a un nivel ligeramente más bajo.

Evoca respuestas emocionales

Augustin afirma que el color evoca respuestas emocionales similares en la mayoría de las personas. Sin embargo, no existen verdades universales sobre el color. Las personas de diferentes culturas pueden tener diferentes pensamientos y emociones sobre ciertos colores. Además, las experiencias pasadas pueden también afectar a la percepción de un determinado color. Augustin afima que no le gusta un determinado tono de azul en particular por ejemplo, porque le recuerda a un medicamento para la alergia que tenía que tomar como era niña. Sin embargo, a pesar de las excepciones, hay algunas generalidades básicas sobre el modo en que determinados colores evocan respuestas emocionales y conductuales específicas.

El verde denota creatividad

A través de las investigaciones se ha vinculado el verde con una manera de pensar más tolerante y con un pensamiento más creativo. En general a todo el mundo le gusta el verde. "Parece existir una asociación positiva entre la naturaleza y la regeneración", señala Agustín . Así que si quieres que tus empleados sean más productivos, considera pintar en verde las áreas de trabajo.

El rojo reduce el pensamiento analítico

Hay una razón por la que es más caro el seguro de los coches deportivos rojos. Cuando el ser humano percibe el color rojo, sus reacciones se vuelven más rápidas y contundentes. Sin embargo, ese impulso de energía es probable que sea de corta duración y, finalmente, el rojo reduce el pensamiento analítico. Augustin cita una investigación realizada por Andrew Elliot, profesor de psicología en la Universidad de Rochester, que muestra que los atletas tienden más a perder cuando compiten contra un oponente vestido de rojo y los estudiantes expuestos al rojo antes de un examen es probable que tengan peores resultados.

Aunque la investigación indica que el rojo podría ser útil si tratas de atraer a tu pareja, no lo es si debes permanecer centrado en una tarea. Una posible razón de por qué el rojo hace que sea difícil concentrarse, podría estar vinculada a una cuestión cultural específica, dice Augustin. Si de pequeño tuviste un montón de respuestas incorrectas, puede que asocies el color rojo con la tinta roja que usaban los profesores para señalar los errores sobre el papel.

El azul es el más aceptado

Cuando se pregunta sobre el color favorito, la respuesta más común de todo el mundo es el azul. Esto puede deberse a que cuando nuestros antepasados solían ver el azul - un cielo azul claro o un pozo con agua – esto era una buena señal, según Augustin. Pintar de color azul un área común en un edificio de oficinas es probable que satisfaga a la mayoría de gente.

El amarillo no suele tener éxito

Evite pintar espacios públicos en amarillo porque la mayoría de la gente no es fan de ese color. Sin embargo, a quien de verdad le gusta, parece tener una gran preferencia por dicho color, mientras que la mayoría de gente tan solo muestra un ligera diferencia en la preferencia de un color sobre otro. En general, el amarillo sigue siendo el color menos favorito de la mayoría, por lo que será mejor que elijas un color diferente si quieres atraer a las masas.

El naranja está asociado a una buena relación calidad-precio

La gente asocia el color naranja con una buena relación calidad-precio. El color naranja está en el logo de Home Depot por ejemplo, ayuda a hacer que los clientes vean la empresa como un proveedor de productos de calidad a bajo coste. Algunos minoristas de alta gama ha logrado vencer esta asociación con el naranja y lo han incorporado con éxito en su marca.

El rosa tranquiliza a la gente

Hay una razón por la cual algunos equipos deportivos pintan de color rosa el vestuario del equipo contrario – se utiliza para que la gente drene su energía. El rosa del Baker- Miller (el mismo color del Pepto- Bismol) apacigua a la gente durante unos 30 minutos, según Augustin. Una vez que se han mantenido en calma durante ese periodo de tiempo, a menudo sucede que suelen permanecer en ese estado de calma. Este podría ser un estupendo color para los abogados que llevan a cabo mediaciones o en una sala de juntas donde las conversaciones pueden subir de tono.

El blanco podría conducir al aburrimiento

El blanco tiene una apariencia moderna. Apple, por ejemplo, ha usado el color blanco para crear una marca de aspecto sencillo y elegante. Sin embargo, demasiada apariencia monocromática podría llevar a que los clientes reflexionen sobre sus propios pensamientos, advierte Augustin. Una persona que compra en una tienda monocromática puede distraerse del producto que tiene en la mano cuando su mente comienza a vagar por la falta de estimulación.

Modificación de los colores

Lo mejor en cuanto al color es que se puede cambiar el color de la pared a menudo. Reflexiona antes de pintar tu espacio sobre qué deseas que la gente sienta y cómo te gustaría que actuara. Aunque el color de una pared no puede hacer milagros, sí puede sin duda darte un impulso en la dirección correcta.

Fuente: Amy Morin. Forbes