Diferencia de precios por la fiscalidad que hay en Canarias, Ceuta y Melilla

¿Cuánto me ahorraría en gasolina si viviese en Canarias?

¿Cuánto me ahorraría en gasolina si viviese en Canarias?

El gasto en la utilización de vehículos personales ha disminuido un 5,6% respecto al año anterior, o lo que es lo mismo, las familias han destinado 123 euros menos a la utilización de dichos vehículos –todo ello según el Instituto Nacional de Estadística (INE)–. Una de las causas de esto puede ser el precio a pagar por litro de combustible cuando se necesita repostar. El precio del combustible cambia constantemente. Llenar el depósito de nuestro vehículo puede suponer un quebradero de cabeza cuando el precio que se marca por litro repostado es verdaderamente elevado.

Ahora más que nunca cada céntimo cuenta y encontrar aquella gasolinera donde poder repostar a un mejor precio es una prioridad una vez al volante. Se trata de minimizar gastos y según en qué lugar se resida y se reposte, ese gasto será aún menor. El ahorro por tanto, está presente también cuando hay que ponerse al volante.

Canarias y sus bajos precios

Uno de los sitios donde repostar es más barato en comparación al resto del país es en las Islas Canarias. La diferente fiscalidad autonómica que se contempla para los carburantes en las Islas Canarias es la responsable de que el precio sea inferior al resto de España, al igual que ocurre en Ceuta y Melilla.

De hecho, según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos, el 50% del precio que tiene el combustible para el consumidor está representado por los impuestos. Los tres impuestos que conforman este 50% del precio son los impuestos especiales – impuestos sobre hidrocarburos–, impuestos de venta al minorista –las comunidades autónomas son las que fijan este tributo siguiendo la normativa– y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). El resto del precio lo conforman otros costes como el transporte, almacenaje, mantenimiento, gastos financieros… y el coste en sí de la materia prima –sus variaciones en los mercados internacionales, aunque sin una repercusión inmediata en el precio–.

De hecho, en el archipiélago canario se está experimentando una caída en el precio de los combustibles y llenar el depósito es cada vez más barato. En la última semana de octubre de 2013, llenar el depósito con gasolina 95 costaba 107,44 céntimos/litro, con gasolina 98 costaba 115,95 céntimos/litro y con gasóleo 105,87 céntimos/litro; en cambio, en la misma semana de octubre de 2014, el precio para la gasolina 95 era de 106,46 céntimos/litro, para la gasolina 98 era de 115,50 céntimos/litro y para el gasóleo el precio era de 101,33 céntimos/litro, según los datos que maneja el Gobierno de Canarias y la Consejería de Empleo, Industria y Comercio.

Además la tendencia sigue siendo descendiente, ya que se han alcanzado precios que rondan el euro el litro repostado, lo que implica que son los precios más bajos en los últimos dos años. Echando cálculos y comparando los precios con los de Madrid, los conductores de Santa Cruz de Tenerife pagan en la estación de servicio más barata de la localidad 0,998 €/litro por la gasolina 95, mientras que en Madrid, en la gasolinera más barata la misma gasolina vale 1,229 €/litro, por lo que el canario pagará 0,231 € menos por cada litro repostado, según los datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través de su Geoportal.

La gasolinera más barata, la del supermercado

Cuando se trata de ahorrar, en la comparación está la clave. Por ello resulta interesante valerse de los comparadores que hoy día existen y están a tu disposición para encontrar la estación de servicio más cercana con el mejor precio. Además la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) a través de un estudio propio, dio a conocer que en el ranking de las 10 gasolineras con el combustible más barato al menos 5 eran gasolineras que pertenecían a supermercados. Por lo que acudir a este tipo de estaciones es una forma más de ahorro.