Barómetro del CIS

Del miedo al paro a la ocupación sumergida

Según la última encuesta del CIS, el paro pierde fuerza entre las mayores preocupaciones de la población

La leve mejoría del mercado laboral y los grandes escándalos de corrupción quitan al desempleo el protagonismo entre los motivos de insomnio de los españoles

Del miedo al paro a la ocupación sumergida

Hace algunas semanas, los datos de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) reflejaban que el paro ya no preocupaba tanto a los españoles. De hecho, el interés por el desempleo cae a niveles del año 2009, aunque lo hace ligeramente, mientras que los temas relacionados con la corrupción suben algunos puntos.

El sondeo del CIS fue realizado entre los días 2 y 13 de septiembre y en él, el 75% de los españoles consideró el paro como uno de los principales problemas, pero parece haber perdido fuerza respecto a encuestas anteriores. Junto a esto, la corrupción preocupa al 42% de los encuestados, un punto más que hace unos meses. En el último barómetro, correspondiente al mes de julio, era el desempleo el principal tema para el 77% de la población, pero se han llegado a marcar cifras de más del 80%. 

¿Significa esto que el paro empieza a olvidarse entre la sociedad española? La respuesta es unánime por parte de los expertos: no. Sin embargo, sí hay buenas muestras de que la situación laboral mejora ligeramente. “Es cierto que ha bajado el miedo a perder el empleo y esto se refleja en los encuestados, pero sigue siendo un problema en la cabeza de todos”, afirma Tirso Gracia, profesor de la escuela de negocios EADA de Barcelona y socio del despacho de abogados Ventura Garcés.

 “Los datos hablan por si solos. Los expedientes de regulación de empleo han caído casi un 60%, a lo que se suma una ligera creación de empleo durante el primer trimestre de 2014”, enumera Gracia. Todo ello parece calar hondo en la actitud y el ánimo de la población activa.

Por otro lado, el abogado plasma otra realidad: “Los últimos datos aportados por el Consejo Empresarial para la Competitividad dicen que el 11% del PIB corresponde al empleo sumergido y supone 1,8 millones de puestos de trabajo en estos momentos”. El auge del salario a la sombra también se plasma en la calle y, cada vez más, hay quien percibe remuneraciones al margen de las estadísticas.

Sin embargo, las voces discordantes aseguran que el problema del desempleo en nuestro país sigue siendo el principal quebradero de cabeza de los españoles, “solo que el auge de la corrupción y otros problemas lo han sustituido en parte”, tal y como asegura Almudena Briones, economista y profesora de la Universidad Europea de Madrid.

 “El panorama no es, desde luego, nada halagüeño a pesar de algunas pinceladas positivas en las estadísticas laborales”, explica la experta y añade, “hay que recordar que otros índices económicos están bajo mínimos”.

 Desde luego, aún no es momento de echar las campanas al vuelo ya que “aumenta el trabajo precario, se generaliza la temporalidad de los contratos, caen los indefinidos y continúa destruyéndose empleo estable”, recuerda Briones.

 Mientras tanto, la mirada está puesta en las siguientes encuestas y estadísticas, donde se podrá comprobar si efectivamente, la preocupación de los españoles coincide con un repunte del empleo.

 

Si hay corrupción, cae la inversión

Y otro problema más que añadir a la lista: Las agencias de valoración de riesgos están al quite y avisan que “si continúan los escándalos de corrupción, nuestro país tendrá que enfrentarse a la huida de las inversiones internacionales”. Y es que la corrupción no es solamente un trapo sucio que lavar en casa, también puede acarrear tremendos costes económicos para diferentes sectores de nuestra economía y a buen seguro, continuará su escalada en los sucesivos barómetros del CIS.