Plan de Turismo de Compras 2015

Espaldarazo definitivo al turismo de compras de lujo

Visitantes orientales en una tienda de cosmética de Madrid.
Visitantes orientales en una tienda de cosmética de Madrid.

El turismo en España vive una paradoja. Es el segundo país del mundo que más visitantes recibe y el tercero que más ingresos obtiene. Pero si se analiza el gasto medio por turista, España queda muy por debajo de esas posiciones, lo que es interpretado por los expertos como una constatación de que los ingresos turísticos se logran por el elevado volumen de visitantes y no por el gasto medio que hacen en sus estancias. Una tesis que viene avalada por la estadística que recoge las devoluciones del IVA que solicitan los visitantes que proceden de la UE y en la que España apenas tiene una cuota de mercado del 9,3%. De hecho, apenas figura entre los cinco principales destinos de compras para tres países: Rusia, Japón y EE UU. Los mercados que más compras hacen durante sus estancias son asiáticos, iberoamericanos y árabes, en los que la cuota de mercado española es muy pequeña.

Para paliar este déficit, el Gobierno ha presentado el Plan de Turismo de Compras 2015, en el que han participado Hacienda, Exteriores, Economía e Industria, cuyo principal objetivo es elevar las llegadas de esos visitantes. El plan contará con un presupuesto inicial de tres millones de euros, dividido en tres grandes bloques: Turespaña aportará un millón de euros para la promoción exterior del turismo de compras (ferias internacionales, viajes de prensa o campañas locales, entre otros), mientras que la dirección General de Comercio Interior, dependiente de Economía, aportará 1,02 millones para la financiación de proyectos de modernización comercial en zonas de gran afluencia turística (en las que no hay restricciones horarias al comercio) y 550.000 euros a campañas de dinamización del comercio. Finalmente, se ha reservado una partida de 250.000 euros que se destinará a innovación tecnológica.

Se agilizará la devolución del IVA y la tramitación de los visados

Este dinero probablemente será utilizado por la Agencia Tributaria. En el informe se subraya el hecho de que este organismo, dependiente de Hacienda, “está estudiando la posibilidad de implementar un sistema de validación telemática de las declaraciones, tal y como se hace en otros Estados miembros. Este sistema supondría que la Agencia dispondría de la información de manera más eficiente a través de las entidades colaboradoras o los propios comercios, y agilizaría de esta forma los trámites de devolución”. El objetivo de esta medida sería devolver lo antes posible el dinero pagado en concepto de IVA a los residentes fuera de la UE para tratar de compensar otras debilidades, como el hecho de que el importe mínimo para proceder a la devolución de este tributo en España está fijado en 90,16 euros, una cifra superior a la de otros mercados competidores como Alemania (25 euros) o Reino Unido (36 euros).

Otra desventaja con la que cuenta España para fidelizar clientes de fuera de la UE es que estos visitantes necesitan visados y en muchas ocasiones la tramitación se alarga durante varias semanas. Un plazo que no están dispuestos a asumir los turistas de alto poder adquisitivo. Por ello, el plan incluye dos medidas concretas para agilizar la concesión de visados: por un lado, “se continuará con el proceso de implantación del sistema de externalización en la gestión de visados, fundamentalmente en emisores de medio potencial de Europa del Este y Asia-Pacífico, siempre que haya demanda que lo justifique”. Así se ha hecho en China y Rusia, donde se ha conseguido reducir a cinco días el plazo de tramitación de esos documentos.

Pero quizá la novedad más importante que incluye el plan es que las oficinas consulares “podrán eximir de uno o más de los requisitos del visado al solicitante a quién conozcan por su integridad y fiabilidad, en particular por el uso legítimo de visados anteriores”. Dicho de otra forma, que las oficinas podrán acelerar, “salvaguardando el acervo de Schengen y todo lo relacionado con el principio de seguridad”, la concesión de visados de entradas múltiples con períodos de validez de entre seis meses y un año de duración “en aquellos mercados emisores de alto potencial turístico para España”.

En el documento, también se fija la posición de España a la hora de respaldar, en línea con la negociación conjunta iniciada por la Unión Europea, la exención de visados para Emiratos Árabes Unidos, Colombia y Perú, y se insta al Ejecutivo a seguir profundizando en nuevas excepciones para otros países.

La prioridad es mejorar las conexiones aéreas

"Intensificar la colaboración con las aerolíneas y AENA, dentro de los comités de rutas de los principales aeropuertos y en las ferias internacionales de slots para incrementar las conexiones directas con los mercados prioritarios”. En este párrafo del Plan de Turismo de Compras se resume la intención de abrir nuevas conexiones con mercados emergentes. Así ha sucedido, por ejemplo, con Corea del Sur, donde Korean Air ha ampliado 441 plazas adicionales a la semana. Latinoamérica también es un destino prioritario, como muestra el hecho de que compañías como Air Europa hayan mostrado su interés por abrir en 2016 nuevas rutas en México Distrito Federal, Quito y Bogotá.