El Kremlin continua su política de control de la Red dentro de Rusia
Rusia anuncia la creación de su propia Wikipedia alternativa

Rusia anuncia la creación de su propia Wikipedia alternativa

La Wikipedia, el gran proyecto de creación de una enciclopedia online hecha por y para los propios usuarios es el nuevo caballo de batalla de Vladimir Putin y el Gobierno ruso. En un comunicado realizado por al RIA, la agencia de noticias oficial en Rusia, y recogido por Yahoo, el ejecutivo de este país ha puesto en marcha la creación de una Wikipedia alternativa.

De momento no se ha señalado si los rusos, una vez construida esta nueva enciclopedia online, que no parece que contará con la ayuda de los internautas del país, podrán decidir si acceden a una o a la otra. Las razones que aportan desde el Kremlin están en que el "análisis de este recursos muestra que no es capaz de ofrecer información sobre la región y la vida en el país de forma detallada o, al menos, suficiente." Para su creación, añaden, se utilizarán más de 50.000 libros de la biblioteca presidencial además de documentos y archivos de más de 27 bibliotecas de todo el país.

Wikipedia, actualmente, tiene páginas dedicada a casi cada región de Rusia, que es un país que no nos olvidemos cuenta con hasta 11 zonas horarias, aunque esto parece que es poco para el gobierno ruso.

Rusia cierra el cerco a Internet dentro de sus fronteras

Desde occidente, este nuevo anuncio se ve como un paso más en la política de Putin para controlar las comunicaciones en Rusia que, como él mismo ha declarado, considera que están en peligro dado que "Internet es un proyecto especial de la CIA". Tras el conflicto en Ucrania, desde Rusia parece haber surgido de nuevo un sentimiento que hace recordar la psicosis de la Guerra Fría entre el bloque comunista y EE.UU.

Muestra de ello son algunas leyes promulgadas como las que obligarán a cualquier empresa como Apple, Facebook o Google a tener los servidores con los datos de los usuarios rusos en terreno nacional, la obligatoriedad de los blogueros rusos con más de 3.000 seguidores de registrarse en la agencia reguladora de medios de Moscú o la posibilidad que tienen desde las autoridades rusas de cerrar una web sin orden judicial desde el pasado mes de febrero.

Normas