Temporada de nieve

La fiebre del oro blanco no tiene cura

Eventos, ampliaciones y precios ajustados conquistarán al esquiador

Esquiador en una de las laderas de Vallnord (Andorra).
Esquiador en una de las laderas de Vallnord (Andorra).

Apenas han caído cuatro copos de nieve pero son suficientes para avivar las ganas de practicar el esquí. Botas desempolvadas, tablas enceradas y ganas de adrenalina tras el largo verano. Se aproxima la apertura de las grandes estaciones de la Península y el año promete novedades y diversión por un tubo.

Los aficionados lo saben, no hay nada mejor que adelantarse y realizar las reservas cuanto antes para ahorrar en sus vacaciones blancas y, aunque para los más prudentes puede parecer arriesgado meteorológicamente, lo cierto es que las estadísticas muestran que en menos de un mes la nieve ya será una realidad. De hecho, agencias de viajes como Logitravel ya están preparadas para ofrecer los mejores paquetes a buen precio.

Los resorts conocen el potencial de ser los primeros en abrir y el puente de diciembre es el gran pistoletazo de salida. Igualmente, compiten por ofrecer más y mejores servicios a un visitante cada vez menos fiel a la hora de elegir sus vacaciones invernales. Las opciones son tantas como pistas de esquí surcan las montañas.

La mítica estación leridana de Baqueira Beret cumple ahora 50 años y por ello lo van a celebrar por todo lo alto. Arrancará la temporada con 35 remontes mecánicos y una capacidad de transporte de más de 60.000 personas por hora, una de las más altas de España.

Renovarse o morir es la clave y a pesar de ser una cincuentona, Baqueira inaugura esta temporada nuevos remontes y pistas, sumando 153 kilómetros de superficie esquiable, todo un récord.

Pensando en todo tipo de aficionado, Baqueira Beret invita este año a recorrer cada rincón gracias a su Safari Azul. “Es la mejor opción para aquellos que les gusta esquiar tranquilos y seguros, por pistas cómodas y amplias sin pendientes exageradas”, explican desde la estación, “ideal para pasar un buen rato con amigos”, añaden.

Pista de esquí en Baqueira Beret (Lérida).
Pista de esquí en Baqueira Beret (Lérida).

Se trata de un recorrido de 25 km por pistas de mediana dificultad, que permite conocer en profundidad este bello rincón del Valle de Arán.

Saltando de valle en los Pirineos, llegamos al conjunto de estaciones gestionadas por la empresa público-privada Aramón. La novedad este año es la unión (comercial) de dos míticas: Formigal y Panticosa (Huesca) que juntas ofrecerán 176 kilómetros de diversión en seis valles.

“Al unir la oferta comercial, el valle de Tena contará desde esta temporada con una atractiva oferta para nuestros clientes”, explica el director general de Aramón, Javier Andrés. De esta forma se podrá esquiar en ambas estaciones con un único forfait. Ambos resorts estarán comunicadas por un esquí-bus para facilitar el acceso.

Como Baqueira, Formigal es otro de los destinos invernales decanos en España y cumple también 50 años. Los fastos programados incluyen conciertos, actuaciones, competiciones de esquí y snowboard y algunas sorpresas que aún no quieren adelantar.

Las hermanas pequeñas de la familia Aramón, sitas en Teruel, Javalambre y Valdelinares, se hacen mayores y amplían esta temporada sus pistas e instalaciones. Una decisión que además “dinamizará este rincón turolense y contribuirá al desarrollo económico de la comarca”, apunta Andrés.

Siguiendo la línea de años anteriores, continúan las ofertas y el ajuste de precios en las estaciones del grupo para que este deporte abandone la fama de afición cara.

Andorra, el país de las montañas

Pocoyó será profesor infantil en la estación de Vallnord (Andorra).
Pocoyó será profesor infantil en la estación de Vallnord (Andorra).

El Principado de Andorra se muestra orgulloso de contar con dos dominios esquiables de excepción. La zona de Pal-Arinsal (Vallnord) y la zona de Pas de la Casa–Grau Roig (Grandvalira) son el gran atractivo del país.

La novedad este año viene de la mano de una rebaja fiscal en los transportes por cable (telecabinas, telesillas…), lo que beneficia de lleno a las estaciones de esquí que pueden bajar sus precios hasta un 10%. Sin duda, una buena noticia para los aficionados de presupuesto ajustado.

El dominio de Vallnord, además, cumple una década y apuesta por satisfacer al aficionado más aventurero con un nuevo abono para la práctica del freestyle (modalidad de esquí a base de saltos y acrobacias).

Asimismo acogerá uno de los eventos deportivos más importantes del mundo, el Freeride World Tour (FWT) en febrero de 2015. Los niños también tienen su hueco en la estación y este año hará de monitor el famoso Pocoyo.

Grandvalira amplia su dominio esquiable y también promete más capacidad en el transporte de esquiadores. Además, presume de ser una estación conectada gracias a los numerosos puntos wifi que estrenará este año.