Crowdfunding: sólo 2 de cada 10 ideas consiguen financiación

A falta de quince días para cerrar las rondas, sólo 2 de cada 10 proyectos colgados en las plataformas de crowdfunding españolas recaudan o están cerca de recaudar el dinero necesario para iniciar su proyecto.

bolsa de dinero

La falta de financiación bancaria ha puesto de moda nuevas metodologías que tienen como finalidad conseguir el dinero necesario para poner en marcha una idea de negocio. Una de las fórmulas más populares en todo el mundo, y que más ha crecido en los últimos años, es el crowdfunding. En España, a pesar de su popularidad, todavía no ha conseguido asentarse como técnica que vaya a asegurar la base económica de un proyecto. De hecho, tan sólo dos de cada diez proyectos que finalizan sus periodos de financiación consiguen el dinero que necesitan para llevar a cabo el proyecto, tras un estudio realizado sobre cinco de las principales plataformas online de crowdfunding en el último mes.

Según estos datos, de los 96 proyectos que en estas plataformas se han presentado para conseguir financiación, y a falta de quince días para su cierre, tan sólo 18 han conseguido o están cerca de conseguir las aportaciones necesarias que le permitirán lanzar su producto al mercado. Reduciendo estos términos cuantitativos, ni siquiera dos de cada diez ideas empresariales cumplen con el mínimo presupuestario para iniciar actividad.

Por qué no despega el crowdfunding

Según expertos consultados por Territorio Pyme el problema no está únicamente en la metodogía de estas plataformas, que se han visto afectadas por una regulación recientemente, sino también en la 'calidad' de los proyectos.

Muchos de ellos, según estos analistas, no están suficientemente documentados o bien no cubren una necesidad real de mercado, lo que les genera dificultades para encontrar financiación. En muchas ocasiones, los potenciales inversores tienen más datos sobre el producto, servicio o mercado en cuestión que los propios creadores de la idea a financiar, lo que dificulta que el inversor decida apostar su dinero en ciertos proyectos. La ilusión, resumen, es importante, pero también tiene que quedar latente la viabilidad.

Para ello, recomiendan aportar en las descripciones de los proyectos toda la información posible, puesto que el inversor quiere saber en qué se va a gastar su dinero. Plan de marketing, plan de negocio o partidas presupuestarias para cada acción son datos que no sulene estar presentes en muchas propuestas, o con información poco medida, lo que hace dudar a los aportadores de capital.

Qué son las plataformas de crowdfunding

En estos portales, los emprendedores cuelgan sus iniciativas empresariales con el objetivo de que inversores particulares puedan realizar sus aportaciones. El 'propietario' de la idea tiene que valorar las cantidades que necesita para que su proyecto se haga realidad. Con aportaciones de una o varias personas o entidades se pretende llegar al mínimo para que ese proyecto deje de ser una idea y pueda convertirse en realidad.