Sólo el 4,5% de las sociedades españolas exportan

De las tres millones de compañías que hay en España, solo 137.000 venden al exterior, explica el director de la Representación de la Comisión Europea en España.

Sólo el 4,5% de las sociedades españolas exportan

En los últimos cinco años España ha experimentado un fuerte crecimiento en materia de exportación, sin embargo las cifras siguen siendo bastante escasas, sobre todo si tenemos en cuenta que de los tres millones de empresas que hay en el país, únicamente 137.000 comercializan sus productos o servicios en el exterior.

El director de la Representación de la Comisión Europea en España desde 2009, Francisco Fonseca, considera que las pymes tienen un importante problema a la hora de vender en el extranjero y no todo se debe a la falta de financiación. Él prefiere atribuirlo a la "falta de información sobre los nuevos mercados, a la falta de asesoramiento".

Reconoce la importancia que desempeña en todo esto el ICEX, además de la Unión Europea con la Red Enterprise Europe Network, que dispone de 53 centros en toda España. Contribuye a que la pequeña y mediana empresa tenga una cierta ayuda en temas como el acceso "a programas de financiación europeos, la cooperación tecnológica transfronteriza o la protección de derechos de propiedad industrial en el extranjero".

También recuerda que tienen centros de similares caracteristicas en otras partes del mundo como Tailandia, India o China, que colaboran con la pyme a exportar o a proteger sus derechos de propiedad intelectual. La Unión Europea cuenta con una red de 600 organizaciones en 54 países para favorecer la internacionalización de todo tipo de sociedades. Además, desde hace tres años se han "organizado 11 'Misiones para el Crecimiento' en 19 paises fuera de la UE, en las que han participado más de 500 compañías europeas". Esto permitió que se creasen nuevas oportunidades comerciales para las empresas participantes.

'Misiones para el Crecimiento' se desarrolló sobre todo en aquellas provincias europeas más castigadas por la crisis, entre ellas Sevilla, Zaragoza y Mérida. La intención era conseguir captar la atención de "otras empresas europeas a esas regiones con vistas a desarrollar oportunidades comerciales y de inversión. Tomaron parte más de mil compañías, de las cuales mcuhas eran pymes.

Fonseca también destacó el importante papel que desempeñan a la hora de abrir nuevos mercados "a través de acuerdos de libre comercio", con países como Cánada o Colombia