Por importe de 5,6 millones de euros

Los accionistas de Renta aprueban que la banca tome el 14% del capital

Los accionistas de Renta Corporación han dado hoy luz verde a la ampliación de capital por importe de 5,6 millones de euros que permitirá a cuatro entidades financieras tomar un 14 % del capital de la inmobiliaria mediante un canje de deuda por acciones.

Renta Corporación ha celebrado este mediodía una junta extraordinaria de accionistas en la que se ha aprobado por unanimidad la realización de esta ampliación de capital mediante la emisión de 5,6 millones de nuevas acciones de un euro de valor nominal cada una, lo que representa el 14% del capital social de la compañía, que quedará fijado en 32,88 millones de euros.

El grupo, que en julio superó el concurso de acreedores y a finales de octubre volvió a cotizar en la Bolsa española, ejecutará esta ampliación de capital mediante la compensación de algunos créditos de acreedores que aceptaron, en el marco de la propuesta de convenio, la alternativa de convertir deuda en acciones.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocida popularmente como banco malo, es la principal entidad financiera acreedora que ha aceptado esta opción, lo que le permitirá tomar un 4,9% de la inmobiliaria que preside Luis Hernández.

Banco Popular e ING se harán con aproximadamente un 3% del capital cada uno, mientras que Banco Caixa Geral controlará un 2%.

Tras esta ampliación, el accionariado de Renta Corporación quedará compuesto de la siguiente manera: un 40% de los títulos en manos de los accionistas fundadores, Luis Hernández (32%) y Blas Herrero (8%); un 14% será de la banca y un 7% de otros accionistas significativos, mientras que el 39% restante será 'free float' (capital flotante).