Ahorrará 100 millones anuales en combustible

La nueva flota y el ajuste acercarán el rendimiento de Iberia al de British

Luis Gallego, presidente de Iberia, con la maqueta de un A330.
Luis Gallego, presidente de Iberia, con la maqueta de un A330.

La recuperación de Iberia, que volverá a ganar dinero en 2014 dejando atrás las pérdidas de los seis últimos ejercicios, promete acercar los ratios de rentabilidad de la aerolínea española a los de su aliada en el holding IAG, British Airways. Para ello, resultan clave tanto la renovación de flota como la ejecución de los ajustes de personal, que supondrán la salida de 5.500 empleados desde una plantilla de 20.600 hace dos años.

En la actualidad, Iberia presenta un beneficio operativo sobre ingresos del 13%, frente al 15% que arrojan los resultados de British. Una brecha que debería seguir cerrándose a la vista de las expectativas de costes de la española.

La incorporación de nuevos Airbus A330, y el pedido de otros ocho aparatos de ese modelo junto a otros tantos A350-900, cambiará por completo la prestación de los servicios de larga distancia de la compañía que preside Luis Gallego. A día de hoy, el largo radio, enfocado especialmente hacia América, se cubre en gran parte con un modelo de cuatro motores y alto consumo de combustible. Se trata del 340 de Airbus, que copa el 77% de los asientos ofertados, por el 23% relacionado con un avión más moderno y eficiente como es el A330.

Las nuevas incorporaciones de flota están llamadas a sustituir los A340, especialmente los aparatos que la compañía denomina Caribe. La previsión es que en 2020 el 62% del largo radio sea operado con los nuevos A330 y A350, mientras los A340 que sobrevivan en la compañía, todos ellos con la imagen e interiores renovados, cubran un 38% de las plazas puestas a la venta.

Solo en ahorro de combustible IAG estima que Iberia podrá reducir en más del 10% su actual factura anual, ahorrando más de 100 millones por ejercicio.

La otra vuelta de tuerca sobre unos costes que rondan los 4.000 millones anuales es la de personal. Tras los 3.141 despidos que derivan de la mediación y el nuevo ERE voluntario con tope en 1.427 trabajadores, Iberia prevé rebajar su coste unitario de plantilla un 28% en 2018 respecto a los costes de 2012.

El pulso de IAG con Air France-KLM

Tras el parón de Iberia en ciertos vuelos a América Latina, que en 2012 llevaban a la empresa a pérdidas, y posterior recuperación de algunos destinos como Santo Domingo (República Dominicana) o Montevideo (Uruguay), IAG ve en Iberia un líder con capacidad de crecer en el esa región. Al cierre de septiembre Iberia tiene un 17,6% de cuota de mercado, frente al 11,5% de Air France. Esta última puede sumar el 8,2% de su aliada KLM, pero aún estaría detrás de IAG, que cuenta con un 22,9% si se tiene en cuenta el 5,3% de cuota de British Airways.