Un alivio de 350 millones para las pymes de infraestructuras

El BEI concede un préstamo para poner en marcha proyectos relacionados con el sector en España

El BCE concede un préstamo para mejorar las carreteras

El Banco Central Europeo (BCE) alivia a las pequeñas y medianas empresas españolas dedicadas a las infraestructuras, tras anunciar un préstamo para la mejora de las carreteras. La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el vicepresidente del Banco Central Europeo, Román Escolano, han firmado un contrato en el que el BCE concede un préstamo de 350 millones de euros para el proyecto "Fomento Road Upgrade and Rehabilitation", que tiene por objetivo mejorar la red de carreteras en España.

Las pymes de infraestructuras y sus trabajadores retomarán su actividad

Estas mejoras están licitadas por la Dirección General de Carreteras y la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITTSA) y, gracias al préstamo concedido por el BEI darán la oportunidad de dar empleo a pymes dedicadas a las infraestructuras de las carreteras. Este sector ha sido de los más afectados en la crisis y poder retomar la actividad gracias a la firma del contrato con el BCE es una muy buena noticia. Muchas de estas empresas llevan años paralizadas, concursadas o con contratos a la baja para mantener la actividad. Las concesiones para obras públicas se han reducido notablemente en los últimos años, y muchos trabajadores e ingenieros dedicados a las mejoras y conservación de carreteras han tenido que buscar empleo en otros lugares. Por fin, con el comienzo de estas obras, estas empresas y sus trabajadores tendrán la oportunidad de retomar sus actividades.

Además, la noticia trae consigo ventajas para todos los usuarios y conductores, ya que supondrá una optimización de las comunicaciones en las carreteras, además de aumentar la fluidez y mejorar el tráfico y la seguridad vial de los tramos en los que se va a intervenir.

Los puntos de mejora y construcción de los 350 kilómetros de carreteras

Los 350 millones de euros se destinarán a 19 mejoras en 19 puntos diferentes repartidos a lo largo de 350 kilómetros de carreteras. Doce de ellos serán tareas de construcción, mientras que las otras siete se destinarás a trabajos de conservación. Las condiciones del préstamos del Banco Central Europeo son mucho más ventajosas que la compra de deuda en el mercado. Por ello, la Administración General del Estado se ha decantado por este tipo de financiación.