Economía avala su nombramiento

Economía designa a Ana Botín para ser número dos de la Cámara de Comercio de España

DVD  690  (15-09-14)   Junta General Extraordinaria de Accionistas del Banco de Santander.  Ana Botín (Ana Botin). Foto: Uly Martín.
DVD 690 (15-09-14) Junta General Extraordinaria de Accionistas del Banco de Santander. Ana Botín (Ana Botin). Foto: Uly Martín. EL PAÍS

Economía ha elegido a Ana Botín, presidenta de Santander, para ser la vicepresidenta de la Cámara de Comercio de España, el organismo que sustituirá al Consejo Superior de Cámaras de Comercio. El Ministerio dirigido por Luis de Guindos ya realizó un movimiento similar en mayo, cuando escogió a José Luis Bonet, presidente de Freixenet y del Foro de Marcas Renombradas, como el elegido para presidir esta institución.

De esta manera, la candidatura liderada por Bonet y Botín se perfila como la única que se presentará a la votación del pleno de la Cámara de Comercio para elegir al nuevo presidente, prevista para el próximo 19 de noviembre. El pleno está integrado por 78 vocales: 28 representantes de grandes empresas (Grupo Fuertes, Freixenet, BSH, Renault, Airbus, Iberdrola, ACS, FCC, Técnicas Reunidas, Volkswagen, Repsol, Inditex, El Corte Inglés, Mercadona, Mango, Meliá, Barceló, RIU, Telefónica, Indra, BBVA, CaixaBank, Santander, Mapfre, Planeta, Almirall, Asisa y la Universidad Alfonso X El Sabio), 19 presidentes de cámaras autonómicas, 10 de diferentes ministerios, 9 de organizaciones empresariales 8 representantes de cámaras autonómicas con mayor número de empresas, 2 representantes de federaciones de Cámaras españolas en el exterior y 2 representantes de las organizaciones de autónomos.

Economía escogió a Bonet por su perfil internacional, ya que preside una de las multinacionales de la alimentación más importantes desde el punto de la exportación, y por su capacidad integradora entre el empresariado catalán. En el proceso de independencia liderado por Artur Mas, Bonet se mostró siempre en contra de la secesión de Cataluña, en línea con lo defendido por otros grandes empresarios catalanes, como José Manuel Lara, presidente de Planeta. “Freixenet es una empresa familiar catalana, y por tanto española. Cataluña es una parte esencial de España y así debe seguir”, ha subrayado en distintas ocasiones.

De Botín también valora su perfil internacional, como demuestra el hecho de que la inmensa mayoría del beneficio de la entidad que preside procede del extranjero. Entre enero y septiembre, Europa aportó el el 52% del beneficio (Reino Unido 20%, España 14%, Polonia 6% y Alemania 4%), Latinoamérica, el 39% (Brasil 20%, México 8% y Chile un 6%), y Estados Unidos, el 9%. Dicho de otro modo, España solo aporta 14 de cada 1000 euros de beneficio.